¿Qué puede hacer la comunidad científica a favor del planeta?

0

La comunidad científica y la sociedad en general debe enfocarse en realizar diversos cambios para poder realizar accionen a favor del cuidado del planeta 

Francisco Suárez Hernández
Director de general de AdeS para América Latina
Expresidente del Consejo del World Environment Center

Fotografía: Antonio Soto Feria

Para cerrar el ciclo multisectorial de columnas de “Acciones Sostenibles” que he escrito sobre el contexto general de las diferentes acciones que se pueden tomar en sectores clave como el educativo, gobierno, sector privado, emprendedores, medios de comunicación, Organizaciones No Gubernamentales (ONG) y el impacto que pueden tener a favor del planeta si tenemos un enfoque consistente y multisectorial, hoy hablaré sobre el sector científico, sobre todo el gran reto de llevar la teoría a la práctica.

►TE PUEDE INTERESAR►¿QUÉ ROL HAN JUGADO LOS MAESTROS FRENTE AL COVID-19?

Cambios necesarios

De acuerdo con datos de la UNESCO, hacía 2013 había alrededor de 7.8 millones de personas dedicadas tiempo completo a la investigación científica. Esto es, aproximadamente 1 de cada mil personas alrededor del mundo. Si nos enfocamos en sólo la población de científicos que se enfocan en cambio climático baja dramáticamente el número, por lo mismo, mi invitación en cualquier área que estés dentro de la investigación es destinar un porcentaje de tu enfoque en cómo ayudar al planeta.

Con esto en mente y para poder dar una mejor idea en que más se puede emprender puntualmente, tomemos como ejemplo el documento generado por la coalición mundial de científicos dirigida por William J. Ripple y Christopher Wolf, de la Universidad Estatal de Oregón, donde más de 11 mil científicos de 153 países a finales de 2019, publicaron en la revista BioScience, en la que advierten que deben introducirse cambios dramáticos en la sociedad para evitar “un sufrimiento incalculable debido al cambio climático”. Los investigadores afirman que “la crisis climática se está acelerando más rápido que lo que preveía la gran mayoría de los científicos”.

Pero los autores de la carta aseguran que no es tarde para evitar los peores efectos del cambio climático, y recomiendan acciones concretas en seis sectores: energía, contaminantes, naturaleza, alimentos, economía y población.

Acciones para la sostenibilidad

Asimismo, algunas de las acciones más relevantes que destacan en el documento son:  desarrollar políticas públicas que establezcan precios lo suficientemente altos como para desalentar el uso de combustibles fósiles; eliminar o limitar las emisiones o producción de metano; detener la destrucción de bosque así como restaurar áreas boscosas, praderas y manglares; incentivar cambios en la dieta alimenticia de la población de manera prioritaria consumiendo más productos con base a plantas y menos de origen animal; reducir el desperdicio de alimentos.

El avance en ciencia y tecnología continuará siendo un impulso importante que dará forma al desarrollo económico, social y ambiental. La seguridad en la ciencia y la credibilidad de los científicos a los ojos del público y los tomadores de decisiones son cruciales para que la ciencia prospere y tenga una influencia sobre las políticas públicas.

El incluir la sostenibilidad en la ciencia y la educación, no es una tarea o proyecto más; es uno de los mayores desafíos que tenemos planteados para participar en la construcción de comunidades sostenibles.

Con mi experiencia en participar en foros científicos y educativos con Universidades en México, Europa e inclusive mesas de trabajo en Stanford y Arizona State University con los directores de las principales escuelas buscando como integrar más la sostenibilidad en las diferentes carreras, programas de posgrado e investigación se concluyó de manera consistente que es fundamental incluir de manera permanentemente la sostenibilidad en la investigación y proyectos científicos.

Con esto dicho te puedes preguntar ¿Qué impacto puede tener el sector científico en el planeta? Y la respuesta es: Tiene una gran oportunidad en la contribución al planeta de manera permanente siempre y cuando se propongan incluir la sostenibilidad y sobre todo trazar un plan de llevar la idea a la práctica a favor del planeta.