Objetivos de desarrollo sostenible ante Covid-19

0

Después de la pandemia se abrirá una nueva oportunidad para los países de impactar de manera benéfica al medio ambiente

Francisco Suárez Hernández
Director de general de AdeS para América Latina
Expresidente del Consejo del World Environment Center

Fotografía: Antonio Soto Feria

En el 2015, la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, que es una nueva oportunidad para que los países inicien camino en busca de un mejor planeta y calidad de vida para todos.

La agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que abordan problemáticas tales como: eliminación de la pobreza, combate al Cambio Climático, educación, igualdad de la mujer, defensa del medio ambiente, diseño sostenible de nuestras ciudades, entre otros.

El Covid-19 ha multiplicado las amenazas y la pandemia impactará fuertemente al logro de los ODS. Estamos en medio de una emergencia sanitaria a la que se suma una crisis humanitaria. La situación está agravando las desigualdades sociales y ambientales y una prueba de esto es que, en las economías más desarrolladas vemos mayores tasas de mortalidad entre los grupos marginados. Siendo así que, las poblaciones más vulnerables en los países en desarrollo, serán las más afectadas.

La comunidad científica menciona que podríamos tener efectos favorables durante Covid-19, como por ejemplo el ODS 13, referente a la acción por el clima; debido a la reducción de la actividad humana y en general, la disminución en la movilidad. Se calcula que las emisiones mundiales han disminuido alrededor del 6% durante la pandemia.

Si ahora se detonan las inversiones necesarias para acelerar la no dependencia de combustibles fósiles de las economías mundiales, los países pueden llegar a desarrollarse y crear empresas y empleos integrándonos en una acción climática de gran escala.

No podemos volver al mundo que teníamos antes de Covid-19. Significaría dejar sin tratar los problemas de raíz que se han evidenciado. Ahora se nos presenta una oportunidad única de aprovechar la crisis para iniciar un periodo consistente de esfuerzo a nivel mundial para cumplir con los ODS.

Esta crisis nos ha comprobado que si hay voluntad ciudadana y política con unidad de criterio se pueden lograr cambios a gran escala. Los ODS ya no son un conjunto de metas a las que se aspira en un futuro, al parecer, inalcanzable. Es lo mínimo que requerimos para garantizar un mundo más seguro, justo y sostenible para todos. Si los líderes de los países le dan el mismo nivel de urgencia a la lucha contra la pobreza, paz, cultura de legalidad, el hambre y el Cambio Climático, conseguiremos alcanzar las metas.

El crecimiento económico para los individuos será más complicado de alcanzar, las desigualdades se pronunciarán. Depende de ciudadanos solidarios dirigir sus esfuerzos para avanzar hacia el mundo que deseamos, o volver a las prácticas diarias que tanto daño nos hacen.

Cerrando con una pregunta positiva para el llamado a la acción: ¿Cómo se puede realmente progresar con los ODS en la era después del Covid-19? La respuesta es, trabajo consistente multisectorial. Con la coordinación entre empresas, gobiernos, medios de comunicación, ONG’s, docentes, comunidad científica; todos con un fin común: nuestro planeta y ciudadanos siempre en primer lugar.