Ver ediciones digitales
Compartir

Actualidad

¿Qué impacto tienen los incendios forestales en nuestro planeta?

Por: Colaborador 16 Jul 2020

El mundo requiere políticas consistentes a favor del medio ambiente y de apoyo a proyectos en pro del uso de energía renovable Francisco Suárez Hernández […]


¿Qué impacto tienen los incendios forestales en nuestro planeta?
PUBLICIDAD

El mundo requiere políticas consistentes a favor del medio ambiente y de apoyo a proyectos en pro del uso de energía renovable

Francisco Suárez Hernández
Director de general de AdeS para América Latina
Expresidente del Consejo del World Environment Center

Fotografía: Antonio Soto Feria

Esta semana, en Ensenada, Baja California se reportó un incendio forestal de gran impacto; hasta el miércoles 15 de julio, habían sido dañadas más de 8 mil hectáreas en Santo Tomás, una zona rica en recursos naturales y tierra fértil para producir vinos de gran calidad.

El impacto de incendios como este, adicional al consumo de la flora silvestre y recursos naturales, es mucho mayor considerando otros efectos en múltiples partes del mundo que van convirtiendo al planeta literalmente en una olla exprés.

Para darles un poco de contexto, según el Foro Económico Mundial, sólo este año ya van más de 250 incendios forestales a través del Ártico Siberiano, afectando más de mil 400 km2 y liberando más de 59 millones de toneladas de CO2 a nuestra atmósfera.

Y, mientras la región se sofocaba bajo temperaturas récord, el calor sin precedente está descongelando enormes cantidades de permafrost, que es la capa crucial de suelo congelado debajo de la superficie cubierta de hielo, cuya función es frenar la propagación de incendios forestales y capturar el doble de carbono y grandes cantidades de metano, que hay en la atmósfera.

Al no tener estos filtros naturales provoca que los gases de efecto invernadero nos lleven a un ciclo vicioso aún más profundo de calentamiento global, descongelamiento e incendios.

Datos que alarman

Globalmente, en los últimos 5 años se han registrado las más altas temperaturas y meteorólogos de la agencia científica de EU para la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, estiman que se tiene 75% de posibilidad de que este año 2020 exista una onda de calor aun mayor. Otro dato alarmante es que el Ártico se está calentando 2 o 3 veces más al promedio de la tasa global y, como esta zona del planeta tiende a conducir los sistemas climáticos globales, es probable que veamos efectos críticos en todo el mundo, traducidos en forma de ondas de calor o tormentas severas. Como prueba de esta tendencia en clima y eventos sólo en los últimos 12 meses hemos tenido incendios forestales interminables en Australia y destrucción impactante por tormentas en Mozambique y las Bahamas.

Para no dejar sólo la nota negativa, tenemos muy buenos ejemplos donde Pakistán está contratando personas que se quedaron sin empleo como parte de su plan post-tsunami para plantar más de 10 billones de árboles vitales para su región; Nueva Zelanda está destinando 1.1 billones de dólares en su presupuesto del 2020 para crear casi 11 mil empleos para la recuperación del medio ambiente.

Conclusión

Estos son muy buenos ejemplos, pero no es suficiente para lograr revertir la tendencia. Requerimos políticas consistentes a favor del medio ambiente y de apoyo a proyectos en pro del uso de energía renovable. Es clave que cada persona desde su trinchera actúe a favor del medio ambiente y comparta su experiencia para sumar muchas más acciones, mejores prácticas y el ejemplo de que cada persona puede llevar el ejemplo a su casa, colonia, comunidad, empresa y entorno donde puede influir a favor de nuestro planeta, que lo necesita hoy más que nunca.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?