Los ciudadanos damos la batalla: Coparmex

0

Los ciudadanos acabamos de dar una vez más la muestra del poder que tenemos, teniendo siempre claro el compromiso de ejercerlo de una manera ética, buscando en todo momento el bien común.

Miguel Gallardo López
Vicepresidente Nacional de Coparmex

Después de varios días de zozobra y jaloneos, donde la ideología quería predominar sobre el Estado de Derecho, se consiguió, con los coordinadores parlamentarios, mantener la independencia y viabilidad de uno de los organismos autónomos más importantes para la democracia de nuestro país.

El Instituto Nacional Electoral (INE) debe permanecer autónomo y lejano a cualquier tentación facciosa o partidista para permitir que la construcción de nuestra democracia siga consolidándose como se ha demostrado en estos últimos años.

Ejemplo de ello es que, tres de las fuerzas políticas más importantes del país, PRI, PAN y Morena, han logrado validar sus triunfos obtenidos en las urnas y han llevado la conducción de esta gran nación, consumando así la tan ansiada alternancia.

La elección de los cuatro consejeros ciudadanos ha sido un triunfo tras el que debemos exigir se honre el compromiso con la democracia.

Es la primera de muchas batallas que nos quedan, pues ya vienen las elecciones intermedias, donde se reconfigurará la Cámara de Diputados y  habrá votaciones locales en varios estados para elegir gobernadores, presidentes municipales y Congresos estatales.

Hubo muchas presiones de algunos diputados que son parte de la mayoría en San Lázaro para revertir el proceso de elección, pero se les olvidó un pequeño detalle, y es que la Constitución no contempla esa posibilidad.

Cientos de miles de personas participaron activamente en diversas plataformas tecnológicas para presionar que todo se condujera con el camino de la legalidad, por ello debemos seguir fortaleciendo el Estado de Derecho y el desarrollo económico que minimice los impactos de la emergencia sanitaria.

Los retos son inmensos, por eso necesitamos una ciudadanía de alto impacto, con gran responsabilidad social, con instituciones autónomas sólidas que logren contener los embates de grupos políticos que no buscan más que el poder por el poder mismo.

Es el momento de la ciudadanía,  es el momento de los consensos, es el momento de México.