Ver ediciones digitales
Compartir

Actualidad

El gran reto de las madres en épocas de pandemia

Por: Colaborador 29 Sep 2020

Las mujeres son más propensas que los hombres a decir que sus vidas se han visto afectadas por el coronavirus Francisco Suárez Hernández Director general […]


El gran reto de las madres en épocas de pandemia
PUBLICIDAD

Las mujeres son más propensas que los hombres a decir que sus vidas se han visto afectadas por el coronavirus

Francisco Suárez Hernández
Director general de AdeS para América Latina
Expresidente del Consejo del World Environment Center

Fotogafía: Antonio Soto Feria

No es el 10 de mayo o una fecha en particular para reconocer a las madres, pero esta semana quisiera honrar la fuerza y ​​resistencia de todas aquellas que además de ser madres son trabajadoras, maestras, cuidadoras, animadoras, cocineras, entre muchas otras ocupaciones.

Muchos de nosotros estamos luchando por encontrar una nueva normalidad en medio de la pandemia de Covid-19, pero sin duda el mayor desafío lo encontramos dentro de los núcleos familiares buscando balance y estabilidad para los nuestros.

El escenario de la pandemia para las mujeres

Varias encuestas han arrojado que las mujeres son más propensas que los hombres a decir que sus vidas se han visto afectadas por el coronavirus. Se enfrentan a mucha más presión por la enorme labor multitasking que hacen como pilar y cerebro del hogar, perfeccionando y desarrollando múltiples competencias y habilidades como: administración, planeación estratégica, alta costura, activación física, cocina, entre muchas otras.

La realidad en las familias hoy está cambiando, cada vez vemos con mayor frecuencia cómo las madres y/o cuidadores de los hogares se encuentran abrumados y saturados con las labores diarias y requieren trabajar en equipo con todos los integrantes del hogar para hacer frente a las labores propias de la casa y lograr salir adelante con el trabajo remunerado.

Por otro lado, es crucial también hablar de aquellos cuidadores del hogar (madres, padres, abuelos, tíos, tutores) que debido a sus profesiones o empleos han visto afectado su núcleo familiar. Por ejemplo, enfermeras(os) y personal en servicios médicos instalan tiendas de campaña en los exteriores de sus casas para proteger a su familia de la infección. Madres o padres solteros que luchan por encontrar a alguien que cuide de sus hijos para no perder los únicos ingresos que tiene su familia debido a que sus trabajos requieren su presencia física.

Reconfiguración de la dinámica familiar

El llamado “home schoolling” y el aislamiento sin duda han llegado para cambiar las dinámicas familiares. Sin embargo, a pesar de la cantidad de adversidades y desafíos, las madres y/o cuidadores del hogar no titubean, mantienen unidas a las familias y comunidades de formas nuevas y extraordinarias, llenando los hogares de amor y comodidad para todos: atender a los hijos, cocinar, educar, entender y enseñar al mismo tiempo sobre plataformas tecnológicas, jugar, estar pendientes de las necesidades del hogar, cumplir con los horarios extendidos del trabajo, lograr la autorealización y bienestar personal, todo en la misma jornada del día.

Para aumentar la tensión y presión, cada miembro de la familia tan acostumbrado a tener vidas separadas, ahora se ve obligado a entrelazarse y trabajar, aprender y jugar, todo en el mismo lugar.

Hoy es un buen momento para reconocer la titánica labor de:

  • Las madres que cuidan a sus hijos y un familiar anciano, enfermo o discapacitado al mismo tiempo, sin apoyo adicional.
  • Las madres solteras o jefas de hogar que han perdido su trabajo y están atravesando dificultades extremas para mantener a sus hijos alimentados y en sus hogares.
  • Las nuevas mamás que están navegando por el embarazo, el parto o posparto en formas totalmente nuevas, a menudo sin sus propias madres o apoyo a su lado.
  • Todas y todos los que han perdido a un familiar a causa del COVID-19.

Vemos y honramos su gran labor, pero sobre todo mi reflexión de hoy va dirigida a los jefes(as), empleador(as), vecino(as), miembro de la familia, para dimensionar el apoyo, empatía y comprensión que requieren las madres siempre.

Por lo mismo mi más sincero reconocimiento a las madres con y sin trabajo renumerado, por su gran labor y contribución a formar mucho mejores, personas, ciudadanos y comunidades.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?