La oficina invade el hogar, la salud mental en las empresas es un tabú

1 de cada 4 personas han sufrido depresión en algún momento. Mientras que 2 de cada 3 nunca recibirán ayuda profesional en la pandemia

Por Tico Perezgrovas

En marzo de 2020 “quedarse en casa” sonaba bien, todos creíamos que duraría poco tiempo. Después de 1 año de distanciamiento social, a pesar del aprendizaje, las empresas consideran extender este esquema indefinidamente y aún no estamos listos.

El bienestar humano es multidimensional, necesitamos desarrollar cuerpo, mente y emociones; Para ello, las relaciones sociales son imprescindibles. Hoy, nuestras interacciones se limitan a una pantalla, aumentando problemas que veníamos acarreando como un mal silencioso.

1 de cada 4 personas han sufrido depresión en algún momento. Mientras que 2 de cada 3 nunca recibirán ayuda profesional en la pandemia

A un año de este gran cambio, las empresas están más preocupadas por resolver la crisis a través de resultados. A pesar de que hay un creciente interés por el bienestar, lo seguimos relegando a cada individuo, mientras el problema crece.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Tico (@tico_perezgrovas)

Un nuevo estudio de la Universidad de Stanford en California que analiza la fatiga de Zoom, señala razones detalladas por las que experimentamos el fenómeno, por ejemplo:

Mirarte constantemente

El último año hemos normalizado en nuestra auto percepción en donde es agotador y estresante. Hay investigaciones que muestran consecuencias emocionales negativas al verse en un espejo, señala el autor del estudio Jeremy Bailenson.

En general, las fronteras no están claras y los horarios se extienden más allá de lo legal pues no tenemos los hábitos correctos ni la organización necesaria para lograrlo.

-Las empresas tendrán que ser más activas en proveer acciones digitales para identificar y mitigar los trastornos, de no hacerlo, perderán rendimiento y productividad, pero principalmente bienestar colectivo.

Diagnósticos generalizados profesionales. Información práctica para los colaboradores, la creación de espacios de desconexión y apoyo social fuera del trabajo, intervenciones terapéuticas combinadas y automatizadas (aplicaciones y programas en línea), llamadas telefónicas con expertos para llegar a todas personas.

La salud mental debe ser una responsabilidad de todos; familia y empresa, es una situación extraordinaria, este problema puede ser una oportunidad para éstas de fijarse en sus empleados extraordinarios, es más rentable cuidar a tu “talento”, que contratar nuevo.