5 estrategias poco comunes para fortalecer la cultura corporativa

Que una empresa establezca y respete un sistema de principios y valores es fundamental para lograr un ambiente laboral saludable y, por consiguiente, cumplir los objetivos. Esto es lo que llamamos cultura organizacional, una forma de construir identidad propia.

Fundada en la sólida idea de que es importante trabajar a través de la comunidad y coparticipación, la cultura interna debe fortalecerse constantemente. Por eso, en espacios en que esté desarrollada pueden aplicarse técnicas novedosas para su potenciación.

A continuación, compartimos cinco estrategias poco comunes para el fortalecimiento de la cultura corporativa.

1. Voluntariados

En todas partes del mundo existen injusticias y necesidades humanitarias que podemos ayudar a resolver como equipo. Por eso, una alternativa para fortalecer una cultura corporativa orientada a las personas es participar de voluntariados para apoyar causas sociales.

Además la satisfacción de aportar a la sociedad y sostener en cada acción los principios de base, la solidaridad permite proyectar la sensibilidad del grupo. Para una experiencia positiva, es importante evitar la obligatoriedad y basar la búsqueda en intereses compartidos.

2. Fomento de la vida saludable

A medida que comprendemos qué es la cultura organizacional, descubrimos la importancia de valores como la sostenibilidad. Y, como todo principio, no solo debe expresarse, sino también perseguirse en cada tarea, por lo que fomentar una vida saludable es fundamental.

Si bien no es posible inmiscuirse en la vida privada de cada colaborador, como empresa podemos reforzar la idea de que nuestras acciones tienen impacto. Dentro de la empresa, es posible tomar medidas de cuidado ambiental y promover la reciprocidad y el autocuidado.

3. Deportes

Los valores del deporte son perfectamente aplicables a la cultura organizacional, por lo que podemos considerarlo una herramienta de fortalecimiento. Mediante diversas disciplinas, es posible poner en juego valores como el compromiso, trabajo en equipo y perseverancia.

Existen diversas opciones para aplicar esta estrategia. Una forma de hacerlo puede ser incorporar piezas o espacios para uso deportivo dentro de las instalaciones de la empresa. Otra modalidad muy popular es propiciar torneos deportivos entre los trabajadores.

4. Actividades motivacionales

Otra manera de fortalecer la cultura corporativa es dar espacio a distintos tipos de actividades motivacionales. Para comenzar a aplicar esta alternativa, podemos buscar apoyo o invitar a personalidades o profesionales de renombre para compartir sus experiencias.

Los talleres de improvisación y otras actividades lúdicas son de gran ayuda, igual que las salas de entretenimiento para los descansos. Otra forma de motivación es promover la formación continua de los trabajadores, con el objeto de aportar a su profesionalización.

5. Apropiación espacial

El reconocimiento de la propia identidad no solo es necesidad de la empresa, sino también de sus trabajadores. Por eso, y considerando la cantidad de horas que pasamos en nuestro lugar de trabajo, es aconsejable que el espacio sea amigable.

Algunos métodos implican la coparticipación en las decisiones de mejoras edilicias o la conformación de espacios abiertos. Además, evitar la rigurosidad respecto del arreglo de las oficinas con objetos personales es sumamente favorable.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube