Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Cuaresma 2023: ¿Por qué no se come carne en esta temporada?

Por: Mundo Ejecutivo 23 febrero 2023
Compartir
Cuaresma 2023: ¿Por qué no se come carne en esta temporada?

Una de las prácticas más comunes y tradicionales de Cuaresma es la abstinencia, que consiste en no consumir carne roja ni aves.

¿Por qué no se come carne en Cuaresma? Ya inició la temporada de Cuaresma en este año 2023 con la llegada del Miércoles de Ceniza, y una de las tradiciones más marcadas de este periodo es no comer carne.

¿Por qué? Conoce a continuación.

¿Por qué no se come carne en Cuaresma?

¿Por qué no se come carne en Cuaresma? Una de las prácticas más comunes y tradicionales de Cuaresma es la abstinencia, que consiste en no consumir carne roja ni aves.

Este video te puede interesar

De acuerdo con la Arquidiócesis de México, la abstinencia en época de Cuaresma tiene un sentido social, ya que significa privarte de algo y ahorrar para dárselo a los que lo necesitan.

El Papa Francisco, también afirma que la abstinencia ayuda a cambiar la actitud de las personas: de la tentación de “devorarlo todo” para saciar la avidez, a la capacidad de sufrir por amor.

La tradición marca que el Miércoles de Ceniza todos los viernes de Cuaresma se debe practicar la abstinencia de comer carne. Sin embargo, la Iglesia en México permite intercambiarla por la realización de obras de caridad o por la abstinencia de algun placer o de algún platillo del agrado.

Costo de pescado y mariscos tras aumento al precio por Cuaresma 2023

Omar Armendáriz Jurado, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), ha comentado que durante la Cuaresma el precio del pescado y los mariscos aumenta hasta aproximadamente 40%, por lo que las personas que acostumbran consumir estos alimentos, deberán estar atentas al precio con el que se puedan encontrar.

A pesar de la inflación, consumo privado en México anticipa crecimiento del 3.2%

El pescado como la carpa, bagre y lobina se puede encontrar en alrededor de 100 pesos el kilo, mientras que el filete de tilapia fresco alcanza en los supermercados un precio de 239 pesos. Por su parte, en el aspecto de los mariscos, el camarón crudo 26-30 ronda los 290 pesos el kilo y el 16-20 llega a costar hasta 380 pesos.

Cabe mencionar que uno de los productos más caros es el callo de hacha, el cual vale aproximadamente 680 pesos el kilogramo.

Es importante mencionar que ante el aumento de precio por la alta demanda de pescado mariscos, comerciantes aprovechan a sacar producto congelado, el cual puede no estar en las mejores condiciones, por lo que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda a los consumidores a cerciorarse que los especímenes elegidos no desprendan un mal aroma fuerte y penetrante.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Claudia Contreras, una mujer tenaz y con liderazgo

Descarga gratis

Notas relacionadas