Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

El contrapeso en el Senado

Por: El Consejero 22 septiembre 2022
Compartir
El contrapeso en el Senado

Votada o retirada la reforma, quedó claro que el dique que queda contra las reformas presidenciales, incluida la electoral, está en el Senado.

Se habló de compra de votos y presiones -entiéndase extorsiones incluidas- a senadores, para alcanzar la mayoría en el pleno para aprobar la reforma constitucional para avalar el mando del Ejército sobre la Guardia Nacional hasta 2028, regalo de los diputados priistas de Alejandro Moreno, a quien dejó de “bullear” Layda Sansores con la difusión de sus audios cada martes y dejaron pendiente su carpeta de investigación.

El problema era que en el Senado, lejos de mandar, “Alito” es repudiado por sus correligionarios, encabezados por Miguel Ángel Osorio Chong, quienes no le deben nada, y sí varios le han exigido su renuncia como presidente del PRI.

La operación estuvo a todo. Ricardo Monreal, mermado en sus lazos con la oposición luego de que los desairara cuando lo apoyaron para ocupar la presidencia del Senado, nada podía obtener. El martes, Morena anunció la incorporación a su bancada del senador panista por Yucatán, Raúl Paz Alonzo, dicen que a cambio de la candidatura a gobernador por su estado, un fuerte bastión panista. Asimismo, circulaban versiones de que los senadores Mario Zamora y Manuel Añorve habrían cedido y votarían a favor de la reforma.

Este video te puede interesar

Por la mañana del miércoles, se vio al secretario de Gobernación despachando en el hotel Emporio, justo frente al Senado, conversando con senadores opositores que al parecer no estaban tan amarrados como se esperaba. Adán Augusto se retiró antes de mediodía.

Viendo que no alcanzaban los votos, Monreal propuso dar más tiempo para debatir la reforma y propuso regresar el dictamen a las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda. Y entonces se armó el aquelarre en el pleno, cuando la oposición se pronunció a favor de que se votara el dictamen, mientras Morena y afines sacaron un oficio al vapor de las comisiones para retirar el dictamen y les sea devuelto a análisis, y así evitar la vergüenza de una derrota para López Obrador.

Al final se votó el regreso del dictamen a comisiones, lo cual fue aprobado.

Votada o retirada la reforma, quedó claro que el dique que queda contra las reformas presidenciales, incluida la electoral, está en el Senado. Al tiempo a ver cuántos y cuáles senadores de oposición ceden al canto de las sirenas morenistas.

Un apocalipsis engendrado en Rusia

El mundo entero se encuentra bordeando el apocalipsis y la humanidad no está haciendo mucho para evitarlo. En términos generales ese es el ánimo que impera durante el 77 periodo de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en donde han salido a relucir señales de alerta respecto a una crisis alimentaria que ya muestra sus primeros signos pero que podría agudizarse el próximo año; una crisis económica con una inflación ascendente que amenaza con incrementar los niveles de pobreza sobre todo en los países más frágiles y la poca confianza en el máximo organismo internacional para mediar en los conflictos con un Consejo de Seguridad dividido en donde uno de sus miembros no duda en invocar el uso de armas nucleares en caso de ser necesario; un caos que el propio secretario general de la ONU, Antonio Guterrez, califica como una “disfunción global colosal”.

No hay que descubrir el hilo negro para saber que la invasión de Rusia a Ucrania es el tema central de los discursos que se han presentado hasta el momento máxime cuando en un abierto desafío a la comunidad internacional, justo en el momento en que se discute el tema, el presidente Vladimir Putin convocó a 300 mil reservistas para unirse a los combates; incentivó referendums en las regiones pro rusas para independizarse de Ucrania y amenazó con utilizar todas las armas a su alcance en caso de que se viera amenazada su integridad territorial.

La respuesta no se ha hecho esperar, de regreso ya de Gran Bretaña en donde asistió a las exequias de la reina Isabel II, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acusa a Rusia de violar descaradamente los principios básicos de la Carta de las Naciones Unidas, además de señalar que Putin muestra un “desprecio temerario” por las responsabilidades de Rusia como firmante del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares.

“Es una Guerra que escogió un hombre”, señala un Biden que acusa al mandatario ruso de pretender borrar a un Estado soberano del mapa.

Pero Biden no está solo, en el mismo sentido se han pronunciado el canciller alemán, Olaf Scholz, y el Primer Ministro japonés, Fumio Kishida, así como los representantes del bloque europeo. La realidad es que la intransigencia de Putin no ha dejado espacio para las propuestas que pudieran ayudar poner fin al conflicto que habían adelantado algunos países. Bajo este escenario el canciller Marcelo Ebrard, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, presentará una propuesta de paz, que ante los hechos parece muy alejada de la realidad.

La iniciativa, según adelantó el propio mandatario el 16 de septiembre, llama a un alto al fuego mundial de cinco años y la creación de un Comité encabezado por el propio secretario general de la ONU, Antonio Guterrez; el papa Francisco y el primer ministro de la India, Narendra Modi para que ayude a destrabar el actual conflicto entre Rusia y Ucrania. Un alto funcionario ucraniano ya desechó la propuesta al considerarla parcial en favor de Rusia, todavía habremos de esperar si obtiene el consenso de la Asamblea General.

 


TE PUEDE INTERESAR:

Spotify comenzará a vender audiolibros para competir con Amazon

Descargable

No te pierdas nuestro especial: ALTAGRACIA Gómez Sierra

Descarga gratis

Notas relacionadas