50-30-20, la regla que te ayuda a planificar tus finanzas

0

Planificar tus finanzas y conocer tus diferentes gastos mensuales te ayudarán para aplicar la regla 50-30-20 y despreocuparte por el dinero

La incertidumbre financiera en la que está sumida el país actualmente, nos debe hacer pensar en nuestras finanzas y cómo es que las estamos cuidando, e incluso, manejando. Por eso, aquí te hablaremos sobre la regla 50-30-20, ¿sabes de qué trata?

Lo primero que tienes que hacer es identificar los tipos de gastos que, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios (Condusef), estos se dividen en fijos y variables.

Fijos

Son aquellos donde el dinero se destina a pagar servicios básicos, tales como luz, gas, agua, renta, teléfono, alimento, renta de servicios de streaming o transporte.

Variables

Se refieren a los gastos imprevistos, que no sabrás que tendrás que hacer cada mes y que pueden cambiar sin previo aviso. Por ejemplo, podría incluir el rubro de la diversión, como la compra de un boleto para un concierto o el cine, o para realizar alguna reparación de tu casa, comprar ropa. En fin, es todo aquello que no puedes planificar.

Una vez identificados estos tipos de gastos, ahora sí puedes aplicar la regla 50-30-20.

Lo más recomendable es que utilices el 50% de tu sueldo a los gastos fijos, el 30% a los variables y el 20% restante lo tendrías que destinar al ahorro, que hoy más que nunca no debemos dejar de lado.

Ahora bien, para que puedas aplicar de la mejor manera esta regla, te invitamos a que realices un presupuesto, en el que establezcas todos aquellos gastos que necesitas realizar durante el mes, esto te permitirá tener una mayor claridad y, sobre todo, un control sobre tu dinero. Nunca olvides incluir el rubro del entretenimiento, este también es importante en tu planeación presupuestal.

Compra de casa

Ahora bien, si estás por comprar una casa, existe otra regla que también te puede ayudar a organizar tu dinero y no quedarte en ceros. Aquí estamos hablando del 70-30.

Lo que se recomienda en este caso, es que el 70% lo destines a tus gastos fijos y variables y el 30% restante sea para pagar las mensualidades de tu nueva casa

Es importante que ambas reglas las comiences a aplicar una vez que hayas definido todos tus gastos, considerando ingresos y egresos mensuales, para que esté lo más apegado a la realidad.

Finalmente, Leonardo González, analista Real Estate de Propiedades.com recomienda que:

“Para comprar casa, se debe diseñar un presupuesto realista, el cual te permita pagar el financiamiento hipotecario en el menor tiempo posible. El objetivo es que no te endeudes o caigas en estrés financiero”.