Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

INE: la degradación del árbitro electoral

Por: El Consejero 16 diciembre 2022
Compartir
INE: la degradación del árbitro electoral

Para Andrés Manuel López Obrador no existe más pueblo que su base electoral, aquellos beneficiarios de sus programas sociales, incondicionales a quienes se ha vuelto dependientes de los dineros del Estado

Finalmente logró su propósito. Frente a la falta de argumentos para negociar una reforma electoral de amplio alcance que tocara la arquitectura del cuerpo legislativo y el financiamiento de los partidos políticos, el presidente tuvo que conformarse con su plan B, un ajuste de cuentas con el Instituto Nacional Electoral (INE) a cuyo predecesor, el Instituto Federal Electoral, responsabiliza de su derrota durante las presidenciales de 2006.

El costo será muy alto para el país, en lo político porque se debilita al órgano electoral a menos de dos años de que los ciudadanos definan la continuidad de una transformación que hasta ahora ha sido a la palabra, y en lo económico, porque a final de cuentas los ahorros producto de los recortes programados para el Instituto Nacional Electoral (INE) irán a parar a los bolsillos de los accionistas del Partido Verde y del Partido del Trabajo, familias que seguirán viviendo a costas del erario gracias a que con la venta de su voto hicieron viable la aprobación de la propuesta presidencial.

Para Andrés Manuel López Obrador no existe más pueblo que su base electoral, aquellos beneficiarios de sus programas sociales, incondicionales a quienes se ha vuelto dependientes de los dineros del Estado. Los otros, los cientos de miles que salieron a las calles en defensa del INE el pasado 13 de noviembre, no cuentan, para él son parte de una minoría rapaz hija del neoliberalismo cuyo pecado original es simplemente pensar de manera diferente a la suya.

Este video te puede interesar

Dicen que quien siembra tormentas cosecha tempestades. Un triunfo pírrico que para lo único que alcanza es para asfixiar al árbitro electoral; para desestabilizar a un órgano por demás respetado; para diseminar la duda y el desconcierto a menos de dos años de que se renueve la Presidencia y el Congreso. Un juego peligroso en el que se pone en riesgo el sistema electoral que nuestro país ha construido y perfeccionado a lo largo de tres décadas.

A partir de ahora iniciara la batalla judicial, la defensa en los tribunales, la evidencia de que los legisladores del partido oficial realizaron modificaciones legales que se hicieron más por consigna que por un análisis profundo violando normas constitucionales que buscan favorecer a su corriente política y al parecer elementos hay muchos.

Los Consejeros del INE ya habían señalado algunas de las deficiencias en el proceso de aprobación de las reformas, entre las que destacan: la falta de consenso entre los actores políticos de diferentes corrientes; la desaparición de las 300 Juntas Ejecutivas Distritales lo que pone en duda la confección del padrón electoral, la instalación de casillas y el cómputo de votos, la fiscalización de los partidos y de las campañas políticas; la reducción en 84.6% del servicio civil de carrera impidiendo contar con el personal calificado como señala la constitución; la compactación de calendarios y alteración de procedimientos que involucran la selección de los funcionarios de mesa directiva de casilla quienes son quienes cuentan los votos.

El proceso electoral 2024 está en marcha. Desde ya habrá que estar preparados para una guerra en la que habrá de todo menos escrúpulos. El titiritero ya puso su tinglado, la función todavía habrá de continuar.

Qatar 2022, el fracaso que no fue

Fue un torneo que se sobrepuso a la peor sede que se pudo elegir. Un país sui generis con leyes homofóbicas y numerosas restricciones ajenas a un evento global y la modernidad que presume. Un mundial que arrancó con la prohibición de bebidas alcohólicas y que fueron subsanando en el camino.

Hasta este jueves, el dinero refleja una final reñida: las apuestas estaban parejas para la final del Mundial de Qatar 2022. Tanto Argentina como Francia no decepcionaron a los muchos que los daban como favoritos para llegar a la final, ambos equipos fueron los mejores en sus respectivas eliminatorias y han sido generosos con su futbol. En mundiales se han enfrentado en tres ocasiones -1930, 1978 y 2018-, con dos triunfos argentinos y uno francés, en el enfrentamiento más reciente, el mejor referente.

A pesar de que se trata de una final pronosticada hasta por programas de Inteligencia Artificial, no fue un torneo predecible y, como siempre, hubo partidos, jugadas y goles memorables.

La mayor sorpresa fue Marruecos, siendo la primera vez que un país árabe y/o africano -según se le vea-, llega a semifinales. Y no es lo mismo hablar de las derrotas inesperadas de Argentina ante Arabia Saudita, de Portugal ante Corea del Sur y de Brasil ante Camerún, que de los triunfos de Japón ante España y Alemania, y que dieron batalla hasta el final a los croatas.

Brasil, el eterno favorito y más popular, quedó fuera. Alemania lleva dos mundiales al hilo que no pasa de la fase de grupos. España que estuvo cerca. En cuartos de final quedaron Países Bajos e Inglaterra, que tanto han dado al futbol. Bélgica, la eterna decepción. Italia, que brilló por su ausencia en un mundial por segunda vez consecutiva, preocupante.

Una de las lecciones del Mundial qatarí es que se puede comprar la sede mundialista, pero no una selección competitiva. Qatar también suma a la FIFA el oprobio histórico de llevar la máxima justa del futbol a un país con un gobierno cuestionable, como la Italia fascista de 1930, la dictadura argentina en 1978 y la Rusia de Putin en 2018. Lamentable que esa Federación Internacional no se pronunciara en torno a la sentencia de muerte que podría enfrentar un jugador iraní en su país por promover los derechos de las mujeres.

Por último y no menos, la Federación Mexicana de Futbol tiene cuesta arriba armar una selección decente para el mundial de 2026, por lo pronto sin Mundial Sub-17, ni Olímpicos de París, donde foguear jugadores para la mayor, ni Mundial Femenil. A menos que se aspire a récords inútiles como el país con más jugadores cinco copas y, por qué no, el primero con seis, el Tri ya va en desventaja respecto a las selecciones de Estados Unidos y Canadá, los cuales tienen más y mejores jugadores jóvenes que estarán plenos para dentro de cuatro años.

¿México, el peor equipo de los tres coanfitriones del Mundial 2026? Hagan sus apuestas.

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Ranking 13 Mejores CIO

Descarga gratis

Notas relacionadas