Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Lecciones de Civismo

Por: El Consejero 26 abril 2023
Compartir
Lecciones de Civismo

Qué triste pasar frente a la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y encontrarse con una grotesca caricatura de la ministra presidenta Norma Piña, quien lejos de ser vista como un contrapeso es calificada por el presidente como una adversaria

Resulta inverosímil que tras las largas horas de lecciones de civismo ofrecidas cada mañana desde Palacio Nacional, esta disciplina haya sido borrada en los hechos por parte del Ejecutivo quien, sin ningún respeto, ha denostado hasta la humillación a uno de los tres poderes que en la misma proporción representan al Estado mexicano.

En su papel de orador sustituto en la conferencia matutina, el secretario de Gobernación, César Augusto López Hernández, retomó la perorata articulada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una vez que ésta, no cediendo a sus presiones y con una votación mayoritaria, determinó que el paso de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional violaba las normas constitucionales.

El secretario, con una absoluta falta de institucionalidad, y por cierto, también con una gran ignorancia de lo que marca el artículo 21 de nuestra Carta Magna, insistió en calificar a los ocho ministros que se opusieron a los deseos presidenciales como “constitucionalistas de ocasión que realmente no antepusieron el interés general”, como si el “interés general” fuera un sinónimo de colocar la voluntad de un solo hombre por encima de los preceptos que nos rigen a los mexicanos plasmados en las leyes.

Este video te puede interesar

Es grave la ofensiva lanzada desde Palacio Nacional contra uno de los poderes de la Unión, uno de los pilares que sostienen nuestra estructura democrática, una institución por la que dieron la vida millones de mexicanos primero en su lucha independentista, luego durante la Guerra de Reforma y finalmente en la Revolución, justamente esas tres transformaciones de las que el presidente tanto habla y que coloca como soporte de su movimiento.

Lenta e inexorablemente se va enfermando a nuestra democracia, cuando uno de sus actores principales se da a la tarea de desacreditar a sus pares frente a la ciudadanía en lugar de formar el Estado de la mano, cuando invade su esfera de conocimiento para tratar de imponer un criterio empírico, basado no en la arquitectura legislativa sino en el llamado “sentido común”, ese sentido que históricamente se ha amoldado fácilmente a los caprichos de tantos regímenes autoritarios.

Qué triste pasar frente a la sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y encontrarse con una grotesca caricatura de la ministra presidenta Norma Piña, quien lejos de ser vista como un contrapeso es calificada por el presidente como una adversaria. Mientras, como si se tratara de uno de los lectores de la biblia que predican en esa zona, uno de los fanáticos del presidente, militante del Frente Nacional Obradorista (FNO), repite a la calca sus mismas imprecaciones así, sin sustento, todo en nombre de ese hipotético pueblo que como los habitantes de Macondo o Comala existe únicamente en la narrativa del Ejecutivo.

Tiempos difíciles están por venir, ojalá que prive la prudencia y que pese a la narrativa cargada de belicosidad al final el presidente López Obrador de marcha a su instrucción y que por amor a la patria ordene a sus funcionarios que ya les contesten el teléfono a los ministros. En mucho depende de esto el legado que nos habrá de dejar a los mexicanos.

La doble adversidad de ser mujer innovadora

Sólo 60 mujeres han recibido el Premio Nobel desde que fue instituido en 1901 hasta el año pasado. Se trata de un 6% de todos los galardonados. Salvo excepciones como Marie Curie, dos veces ganadora del Nobel, hay un predominio masculino que se mantiene hasta nuestros días, a pesar de los avances en equidad de género. A botepronto, alguien diría que falta talento en el sexo femenino.

Sólo 16% de las patentes internacionales son solicitadas por mujeres, dato que da a conocer la International Chamber of Commerce México (ICC México) que preside Claus Von Wobeser, con motivo del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, establecido como tal el 26 de abril por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).

No es un problema de escasez de científicas e inventoras, ni de falta de talento o de formación. Es un tema de oportunidades. Para empezar, a veces independientemente del género, para cualquier persona que quiera innovar, necesita acceso al conocimiento, las habilidades, los recursos y el apoyo necesario para concretar sus proyectos.

A esos desafíos, se suman un embudo social para las mujeres. Marina Hurtado-Cruz, vicepresidente de la Comisión de Propiedad Intelectual de ICC México, ejemplifica: en la mayoría de las firmas legales, las mujeres en posiciones de liderazgo —al menos en Propiedad Intelectual— son minorías, y los escaños decisorios están a cargo de los hombres. Asimismo, en los procesos de innovación y en las industrias creativas, en muchas ocasiones, no se da a las mujeres el reconocimiento de autoría que merecen, ni mucho menos la posibilidad de beneficiarse de sus contribuciones.

En el caso de países en desarrollo, la situación se agrava por la fuga de talentos que se da desde la universidad y las dificultades que hay para conseguir recursos para la innovación, y si a ello se suma que se trata de una persona inventora, es probable que se le tache de excéntrica. Sin embargo, gracias a esas personas es que la humanidad sigue evolucionando.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Ranking 13 Mejores CIO

Descarga gratis

Notas relacionadas

Ingresa a Cinépolis gratis


Suscribete a mundo ejecutivo e ingresa a Cinépolis con el codigo que te llegará a tu correo electronico.

Esto se cerrará en 100segundos