Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

México y Ecuador: realidades paralelas

Por: El Consejero 10 enero 2024
Compartir
<strong>México y Ecuador: realidades paralelas</strong>

Con menos de dos meses en el cargo, el presidente de Ecuador, Daniel Novoa, enfrenta una crisis de proporciones inconmensurables luego del violento ataque de […]

Con menos de dos meses en el cargo, el presidente de Ecuador, Daniel Novoa, enfrenta una crisis de proporciones inconmensurables luego del violento ataque de grupos criminales que controlan el negocio del narcotráfico y que están poniendo a prueba a las instituciones del país.

De manera muy similar a lo que ocurre en nuestro país, en las últimas décadas, y bajo el amparo de autoridades corruptas los cárteles de las drogas tuvieron un crecimiento exponencial, a tal grado que se han convertido, como lo calificó el propio Novoa, en fuerzas beligerantes que hoy se atreven a enfrentarse de tú a tú con los agentes del Estado.

La comparación no es gratuita, en gran medida son los dos cárteles mexicanos más violentos los que se encuentran detrás de los “antisociales,” como les llaman en Ecuador a los elementos de bandas delincuenciales como los Choneros socios estratégicos del Cártel de Sinaloa y los Lobos, los Lagartos y los Tiguerones, firmes aliados de el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Este video te puede interesar

Los estallidos son una lección de lo que puede pasar cuando, con la complicidad de las autoridades porque de otra manera no sería posible, se deja crecer a los grupos criminales y como cuando estos ven amenazados sus intereses están dispuestos a quemar sus naves con tal de mantener su modelo de negocio al amparo de la impunidad.

No es que Novoa utilizara como bandera de campaña la lucha contra el narcotráfico, lo que si hizo fue tomar medidas y así garantizar la seguridad del Estado para lo cual anunció la creación de un nuevo sistema carcelario (la centrales desde las cuales operan los delincuentes), en el que pretende aislar a los presos más violentos; instalar cárceles flotantes (en barcos) para albergar a los reos más peligrosos; penalizar el consumo de drogas a pequeña escala y la implementación de tecnología de punta con la utilización de drones para vigilar una frontera más que porosa (el gobierno de Estados Unidos calculaba hace cinco años que por lo menos de la tercera parte de cocaína proveniente de Perú y Colombia atravesaban por territorio ecuatoriano antes de viajar a la Unión Americana y Europa).

Ningún país con estas condiciones se encuentra libre de actos de violencia como los ocurridos en Ecuador, y en eso México no es la excepción. De hecho en 2019, se vivió una situación muy parecida con el llamado “culiacanazo” tras la detención efímera de Ovidio Guzmán López, hijo del “Chapo” Guzmán. Su captura llevó a una ola de ataques violentos por parte del Cártel de Sinaloa, poniendo en jaque a la población civil, lo que condujo a la determinación del propio presidente Andrés Manuel López Obrador, a ordenar la liberación del capo en una de las derrotas más dolorosas del Estado frente a la delincuencia. Los enfrentamientos se saldaron con la muerte de ocho personas, un civil, dos militares y cinco delincuentes.

Más que nunca tendríamos que estar atentos a la máxima “te lo digo Juan para que lo entiendas Pedro”. México vive un proceso electoral que seguramente será complicado, los partidos políticos deberán estar atentos al perfil de sus candidatos, no vaya siendo que estos terminen recibiendo financiamiento del narco o que tengan vínculos con los grupos criminales, lo cual terminaría por colocar a los mexicanos tarde o temprano en el alambre como hoy ocurre en Ecuador.

Fraude millonario en Playa del Carmen

Un fraude de proporciones mayúsculas se gestó en”agosto del 2022 pasado en Playa del Carmen, Quintana Roo, luego de que se presentara el espectáculo Rock Circus. El ilícito que dejó en el desamparo a alrededor de doscientas personas entre directores artísticos, cantantes, bailarines, escenógrafos y técnicos de producción, además de diversos proveedores, involucra al hijo de un reconocido político del PRI, Ernesto Guajardo quien, comprometiendo el prestigio de la familia, dejó tras de si una deuda millonaria.

Ernesto Guajardo Glower es el nombre del presunto delincuente quien fungía como productor general del show quien, aprovechando la buena fe de sus empleados, tomó las ganancias y se marchó con rumbo desconocido, sin que hasta el momento nadie haya podido dar con su paradero.

El empresario arrastra consigo múltiples demandas laborales que no conllevan prisión por lo que no se ha emitido ninguna orden para su captura; sin embargo, las autoridades en la materia han solicitado su comparecencia en diversas ocasiones sin que se haya dignado dar la cara para aclarar las acusaciones que pesan en su contra.

Ha trascendido que Guajardo se deshizo, por lo menos de nombre, de diversas propiedades con las que contaba en Cancún, algunas de las cuales ofreció en garantía a cambio de prestamos para sacar adelante su proyecto lo que ya en si representa otro fraude.

Notimex, el 20% y la inocente útil

Todo mundo recuerda que desde que Sanjuana Martínez fue designada directora, Notimex entró en una dinámica de confrontación que llevó a la huelga en febrero de 2020 y que concluyó casi cuatro años después con la desaparición de la agencia de noticias del Estado mexicano.

En todo este tiempo, fiel a su costumbre como con otros problemas, el presidente López Obrador minimizó el conflicto, llamó a la conciliación entre las partes, habló bien de Sanjuana y, eso sí, nunca ocultó su intención de desaparecer Notimex, argumentando que el gobierno (nunca ha entendido la diferencia del Estado), no necesita una agencia de noticias, que para eso ya tenía su conferencia matutina.

Liquidada Notimex este fin de año, el lunes y martes pasados, Sanjuana Martínez publicó en La Jornada un texto en dos partes en las cuales denunció la corrupción que había en la agencia, particularmente su sindicato; el conflicto de intereses del abogado Arturo Alcalde, asesor legal del gremio, padre de Luisa María Alcalde, secretaria de Gobernación y antes titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social. 

No sólo eso. La periodista dio a conocer la oferta del director jurídico de la Secretaría del Trabajo de que entregarían las liquidaciones solicitadas por la dirección de la agencia, a cambio de un 20% destinado a la campaña de Claudia Sheinbaum. “Práctica común en el gobierno”, le dijo el jurídico, según Martínez. 

El testimonio se complementa con el juego sucio de los hoy titulares de Gobernación y del Trabajo; la traición de Jesús Ramírez y Jenaro Villamil, vocero presidencial y titular del Sistema Público de Radiodifusión del Estado mexicano; aderezado de varios casos de extrabajadores de la agencia con liquidaciones aparentemente onerosas e injustificadas.

Sanjuana fue muy cuidadosa con la figura presidencial. López Obrador escuchó, dijo que no se permitirían abusos, instruyó, pero sus subalternos lo desobedecieron. Con la publicación de la segunda parte, la Secretaría del Trabajo emitió una nota informativa donde obviamente desmentía a la exdirectora de Notimex. Este miércoles, el tabasqueño le manifestó su respeto, pero no compartía sus dichos, defendió a Sheinbaum y pidió pruebas a Sanjuana y apegarse a los principios de no mentir, no robar y no traicionar. 

Quedó claro que un principio seguro no cumplió Sanjuana y fue el último. 

Queda la duda de si llegó dinero o no a la campaña de Sheinbaum. La propia Sanjuana Martínez señala que “Luisa María Alcalde decidió acceder a todas las pretensiones del sindicato” y, contrario a Martínez, nadie del sindicato se quejó de las liquidaciones. 

Al parecer, alguien más aceptó la oferta del 20%.

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Julio Carranza, presidente de la ABM

Descarga gratis

Notas relacionadas

Ingresa a Cinépolis gratis


Suscribete a mundo ejecutivo e ingresa a Cinépolis con el codigo que te llegará a tu correo electronico.

Esto se cerrará en 100segundos