Open Banking, un aliado de la protección de datos

0

El Open Banking impulsó la digitalización y la competencia del sector financiero, pero también permite resguardar mejor la información 

Ante el surgimiento de nuevos productos financieros, el Open Banking ha resultado ser una nueva vía para aumentar la competencia y la innovación en el sector financiero, siendo el primer intento significativo en utilizar la tecnología para reequilibrar los mercados a favor de los consumidores, donde los bancos son los principales portadores de los desarrollos de la banca abierta.

Considerando que el objetivo del Open Banking es permitir que los clientes bancarios compartan sus datos de forma segura con terceros para que una amplia gama de empresas pueda competir para proporcionarles mejores servicios, con más opciones y precios; el uso de los datos se convierte en factor de riesgo, si estos no se utilizan de la manera adecuada.

No obstante, los riesgos asociados se reducen gracias a la tecnología de la banca abierta como la correcta evaluación de la información financiera de los clientes, así como el permitir combinar resultados de verificación digital, mediante interfaces de programación de aplicaciones (APIs).

Al respecto, Belvo, plataforma de APIs para Open Banking en Latinoamérica, comparte como se puede combatir a tres d ellos riesgos más comunes:

Manipulación de estados de cuenta

Gracias a las APIs se puede tener una amplia visibilidad de las transacciones de la cuenta del usuario, así como su historial e identificar si en el camino han existido transacciones manipuladas o transferencias con otra índole.

Descripción financiera del cliente

Permitir conocer su comportamiento, lo que ayuda a reducir el riesgo de impago.

Reinterpretación de devoluciones de cargo

A través de un análisis detallado del flujo de transacciones de una cuenta a través de APIs, se puede calcular el mejor momento para cobrar las cuotas de los créditos, deduciendo así el riesgo de devoluciones de cargo debido a un déficit de cuenta.

Finalmente, Pablo Viguera, cofundador de Belvo, comentó:

“Gracias al Open Banking, ahora se pueden realizar verificaciones de créditos de una forma más rápida e inteligente y, sobre todo, confiable. Desde Belvo, ayudamos a las fintech, bancos y prestamistas a acceder a los datos bancarios de los usuarios, todo bajo los estándares de seguridad que exige el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de Europa, que es muy estricto con la privacidad y el tratamiento de la información”.

►TE PUEDE INTERESAR►INCLUSIÓN FINANCIERA Y FINTECH IMPULSAN CRECIMIENTO: ALEXIS NICKIN