Seguridad digital durante el home office

0

Ante la pandemia de Covid-19 las empresas sevieron obligadas a implementar el home office, sin embargo, muchas no tomaron en cuenta la seguridad digital

La contingencia sanitaria provocada por el coronavirus (Covid-19) provocó que muchas empresas enviaran a sus colaboradores a trabajar desde casa, sin embargo, si bien es cierto que esta modalidad ayuda a los trabajadores a tener una mejor calidad de vida y a ser más eficientes, también existen algunos contratiempos.

Más allá de dificultades como la velocidad del internet u otro contratiempo tecnológico, existe un mayor riesgo de sufrir un ciberataque. Según Eduardo Gutiérrez, presidente y director general de IBM México, desde marzo, mes en el cual dio inició el confinamiento en México, se han generado más de 6,000% spams y ciberataques.

En este sentido, las organizaciones laborales son las encargadas de proteger tanto a la conexión como los equipos que su colaborador tenga la necesidad de utilizar, ello para mantener seguras sus plataformas, información y datos de clientes. El director de Customer Experience & Service Delivery de Grupo Adecco México, Alberto Del Castillo, comentó:

“El uso de infraestructura móvil como computadoras portátiles, tablets, y celulares inteligentes es ahora parte de las herramientas necesarias para todo colaborador, junto con el internet, sin embargo, algo que pocas empresas han considerado es la vulnerabilidad de usar redes de internet caseras, las cuales se pueden intervenir y hackear de forma sencilla, acción que pone en peligro los datos y confidencialidad de las labores de las compañías y sus clientes”.

Privacidad y ciberseguridad

De acuerdo con Philippe Verrier, Account Manager de Genetec, la privacidad y la ciberseguridad van de la mano. Proteger la privacidad individual, difuminando rostros en videos o anonimizando datos, debería ser una parte tan importante del plan de seguridad general de una organización como encriptar datos o proteger dispositivos periféricos.

Asimismo, destaca que además de los gobiernos, las organizaciones también tienen un papel importante que desempeñar. Cuando se trata de agregar tecnología a una red, las empresas deben ser proactivas. No pueden confiar solo en los gobiernos para determinar qué proveedores son confiables.

Con el objetivo de evitar que los ciberataques domésticos afecten el home office, el directivo de Grupo Adecco México brinda 7 consejos.

1.- No hacer uso de software no autorizados o acceder a sitios no seguros

Es común que los colaboradores usen programas u aplicaciones no autorizadas para sus labores cotidianas, o que visiten sitios online desconocidos, muchas veces para escuchar música, ver videos, checar redes sociales, sin embargo, a través de estos puede haber un robo de datos importantes sin siquiera saberlo.

2.- Evitar compartir información corporativa sensible con personal no autorizado

Es común que, por laborar desde casa, se puedan exponer datos o información confidencial, lo cual puede ser muy sensible para clientes u operaciones financieras internas, por lo que hay que mantener la discreción y cuidado en este tipo de información.

3.-No usar servicios en la nube con licencias gratuitas

A pesar de que son una herramienta útil para compartir archivos de video, fotos, presentaciones u otro, es muy fácil que estas plataformas puedan ser vulneradas y con eso, se hagan descargas inusuales de información confidencial con datos o estrategias sensibles del negocio. Se recomienda usar los planes contratados que incluyen normas de mayor seguridad o una nube privada empresarial, así como un servicio de Protocolo de Transferencia de Archivos (FTP por sus siglas en inglés) pagado o diseñado exclusivamente por la organización.

4.- No conectarse a redes Wifi públicas

Ante la posibilidad de conectividad con redes abiertas de internet de forma pública, muchas personas acceden a ellas. Esto representa un riesgo pues esas redes no están protegidas y fácilmente se podrían robar datos de los dispositivos que se usan para laborar. 

5.- Cambiar constantemente usuarios y contraseñas

Aun cuando es común olvidar usuarios o contraseñas, es muy importante cambiarlas de manera frecuente. De esta manera, es menos probable sufrir ataques de Phishing o robo de información.

6.-Proteger la información en dispositivos móviles de almacenamiento

Los dispositivos de almacenamiento externo como USB o discos duros portátiles son útiles para guardar o respaldar información, sin embargo, se debe ser muy cuidadoso de no dejarlos donde alguien más pueda usarlos y acceder a esa información. Lo mejor es encriptar toda la información que se guarde en esos dispositivos, evitando su robo o uso indebido.

7.- No prestar la computadora portátil o usarla para cuestiones personales

Esta situación es muy común, y suele poner en riesgo la información vital y confidencial de la empresa o clientes. Al usar los equipos de cómputo para uso personal o prestarlos a familiares para algo, puede que uno o a quien se le presta el equipo, de forma indebida o sin siquiera saberlo, descargue o comparta por error, algún archivo o información en la red, lo cual después puede convertirse en un problema por fugas de información. Lo ideal es no hacer uso de la computadora laboral para temas personales.

►TE PUEDE INTERESAR►CIBERSEGURIDAD ¿CÓMO PUEDO PROTEGER MIS DATOS?