Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Se termina el periodo para el reparto de utilidades

Por: El Consejero 15 mayo 2023
Compartir
Se termina el periodo para el reparto de utilidades

De acuerdo a un sondeo realizado por OCCMundial, la plataforma digital en materia de empleo, el 58% de los trabajadores no tiene claro siquiera si recibirá esta gratificación.

A escasas dos semanas de que venza el plazo para que las empresas cumplan, como marca la ley, con la entrega del reparto de utilidades, muchas de ellas no han cumplido con esta obligación plasmada en la el Artículo 123 constitucional y en la Ley Federal del Trabajo. Pese a que es una remuneración a la que tienen derecho los asalariados, muchos de éstos desconocen cuánto y en qué casos les corresponde recibirlo. De acuerdo a un sondeo realizado por OCCMundial, la plataforma digital en materia de empleo, el 58% de los trabajadores no tiene claro siquiera si recibirá esta gratificación.

Hay que recordar que a los trabajadores les corresponde el 10% de las ganancias anuales que obtuvieron las empresas durante el periodo fiscal anterior y que ésta prestación debe liquidarse durante los meses de abril y mayo, en el caso de las empresas legalmente constituidas, y entre mayo y junio, cuando los patrones son personas físicas.

El sondeo de OCCMundial revela una debilidad en la comunicación interna de la mayoría de las empresas, las cuales no transmiten a los empleados la información adecuada sobre la forma y montos que éstos habrán de recibir, dado que las condiciones varían de acuerdo a cada trabajador. Entre otras cosas, para hacerse acreedores a este derecho, los asalariados deben tener un mínimo de 60 días trabajando para las compañías y éstas deben haber obtenido ganancias superiores a los 300 mil pesos durante el año fiscal.

Este video te puede interesar

El efecto que tiene esta bonificación entre los trabajadores es muy variable. Siempre de acuerdo a OCCMundial, el 43% piensa que es un motivante; para el 34% no tiene ningún impacto ya que es una prestación obligatoria; 20% dijeron que se sienten más valorados y 3% señaló que jamás lo ha recibido.

Lamentablemente no todos los empleados tienen derecho a recibir este beneficio, dentro de este grupo se encuentran las empleadas domésticas, artesanos, técnicos, profesionistas, directores, gerentes, los llamados free lance y todos aquellos que prestan sus servicios bajo un régimen de pago de honorarios sin que tengan una relación de subordinación con el patrón.

De acuerdo al artículo 126 de la Ley Federal del Trabajo, también existen excepciones para las empresas, entre ellas las que son de nueva creación durante su primer año de operaciones; las compañías que se han dedicado a la elaboración de un producto nuevo durante sus dos primeros años; las de industria extractiva de nueva creación, durante el periodo de exploración; las instituciones de asistencia privada que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia, sin propósito de lucro y sin designar individualmente a los beneficiarios, y el Instituto Mexicano del Seguro Social y las instituciones públicas descentralizadas con fines culturales, asistenciales o de beneficencia.

Para el anecdotario, se cuenta que el primer antecedente del reparto de utilidades se encuentra en un discurso pronunciado el 7 de julio de 1856 por Ignacio Ramírez, el “Nigromante”, en donde hacia un llamado a que los trabajadores recibieran una parte proporcional de las ganancias de los empresarios. Cuenta la leyenda que sus palabras sirvieron como fuente de inspiración para que los diputados del constituyente lo incluyeran en el Capítulo 123 de la Carta Magna.

El futuro del empleo en cinco años

En los próximos cinco años, más del 75% de las empresas prevén adoptar comercio electrónico y digital, macrodatos, computación en nube e inteligencia artificial, mientras un 86% de las empresas esperan incorporar plataformas digitales y Apps en dicho periodo, de acuerdo al Informe sobre el Futuro del Empleo 2023, del Foro Económico Mundial.

En general hay optimismo por la adopción de tecnologías en el empleo, previéndose que los principales motores de crecimiento de éste sean el análisis de grandes volúmenes de datos, las tecnologías de gestión del cambio climático y el medio ambiente, el cifrado y la ciberseguridad. Asimismo, se espera una modificación en el mercado laboral por el uso de tecnologías agrícolas, las plataformas y Apps, el comercio electrónico y digital, y la inteligencia artificial, es decir, reducción de puestos de trabajo en unos sectores, e incremento en otros, siendo los de mayor crecimiento los relacionados con tecnología.

Es decir, hablando en concreto, los empleos que se espera tengan mayor demanda en los próximos cinco años son: los especialistas en inteligencia artificial, aprendizaje automático, especialistas en sostenibilidad, los analistas de inteligencia empresarial y los analistas de seguridad de la información. Por el contrario, las funciones que serán menos requeridas serán las administrativas y en las funciones tradicionales de seguridad, fábrica y comercio.

De acuerdo al estudio, el pensamiento analítico y el pensamiento creativo siguen siendo las habilidades más importantes para los trabajadores en 2023, sin embargo, el 44% de los empresarios encuestados consideran que las competencias de los trabajadores se verán alteradas en los próximos cinco años, estimándose que el pensamiento creativo tendrá un crecimiento ligeramente mayor al pensamiento analítico y creciendo más la alfabetización tecnológica.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Ranking 13 Mejores CIO

Descarga gratis

Notas relacionadas