Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Uriel Carmona y la simulación de las fiscalías

Por: El Consejero 08 agosto 2023
Compartir
Uriel Carmona y la simulación de las fiscalías

La aprehensión de Uriel Carmona Gándara vuelve a traer a debate la simulación e incomodidad de la autonomía de las fiscalías en México.

La aprehensión de Uriel Carmona Gándara vuelve a traer a debate la simulación e incomodidad de la autonomía de las fiscalías en México. Con todo y los elementos existentes del encubrimiento del ahora ex fiscal General del Estado de Morelos al presunto feminicida de Ariana Fernanda, lo cierto es que la justicia no hubiera sido tan pronta y expedita contra Carmona si no fuera porque traía pleito con Cuauhtémoc Blanco. Es más, si hubiera sido el “fiscal carnal” del gobernador, probablemente ni investigación hubiera abierto la fiscalía capitalina y nadie hubiera conocido aquellas llamadas que relacionaban al presunto feminicida, Rautel Astudillo, con personal de la fiscalía de Morelos, llamadas que, por cierto, no han vuelto a ser mencionadas.

No fue el caso. Uriel Carmona se puso en bandeja de plata para que procedieran en su contra y fueran por él con show de por medio y en toda desproporción de uso de la fuerza, con agentes del grupo de operaciones especiales de la fiscalía capitalina y elementos de la Marina para detenerlo, acusado de delitos cometidos contra la procuración y la administración de justicia, sin margen a ampararse porque, oh sorpresa, ese día casualmente hubo amenaza de bomba en los juzgados federales, por lo que se fue derecho al reclusorio.

Actualmente, sólo Baja California Sur e Hidalgo tienen procuradurías generales de justicia, mientras los otros estados y la propia federación, “evolucionaron” hacía las fiscalías generales. La idea era que la fiscalía gozaría de autonomía técnica y que la procuración de justicia dejara de ser de uso político del poder Ejecutivo. No ha habido diferencia. Lo cierto es que las propuestas ganadoras para encabezar las fiscalías han sido personas afines al mandatario en turno y, aunque con cargos transexenales, varios acaban por renunciar o de plano los sacan del cargo, como fue el caso del veracruzano Jorge Winkler y, ahora, Uriel Carmona.

Este video te puede interesar

Es lamentable que el único interés de los gobernadores ha sido poner al frente de las fiscalías a alguien que le cuide las espaldas y siga estando a sus órdenes, que en contar con instituciones de procuración de justicia modernas, eficientes y eficaces. Lo que hemos visto ha sido sólo un cambio de membrete de Procuraduría a Fiscalía, con prácticamente la misma estructura y forma de operar, sin que se vea el beneficio real para el ciudadano que busca justicia.

El amargo aniversario de Gustavo Petro

Lo que debió haber sido un día de festejo y celebración para Gustavo Petro, en el primer año de su mandato como presidente de Colombia, estuvo marcado por la duda y la zozobra, luego de que la semana pasada su hijo Nicolás llegara a un acuerdo con el fiscal Mario Burgos en un caso que involucró el ingreso de dineros provenientes del narcotráfico en la campaña presidencial de su padre.

Nicolás Petro asegura que ni el presidente ni su gerente de campaña, Ricardo Roa, tuvieron conocimiento de que el conocido narcotraficante, Samuel Santander Lopesierra, y el hijo de un empresario de dudosa reputación, Gabriel Hilsaca Acosta, habían hecho generosos donativos a la campaña, una parte de los cuales fueron a parar a su bolsillo y al de su entonces pareja Daysuris Vásquez, quien también se encuentra bajo proceso.

Así como en México el presidente Andrés Manuel López Obrador bautizó a su gobierno como a la Cuarta Transformación, en Colombia Gustavo Petro gusta en llamarlo “El primer gobierno popular en la historia de Colombia” un gobierno que de pronto podría escurrírsele entre los dedos, toda vez que su participación al lado de la de algunos colaboradores se encuentra en entredicho más allá de que su vástago hiciera lo posible por exculparlo.

Las circunstancias que tienen hoy en jaque al presidente de Colombia son dignas de una telenovela. Luego de tres años de matrimonio, Nicolás Petro abandonó a Daysuris Vásquez para empezar una nueva relación con quien fuera su mejor amiga, Laura Ojeda, de quien espera un hijo. Fue la esposa despechada quien en una entrevista a la publicación “Semana” dio a conocer los pormenores de cómo un ambicioso Nicolás se fue allegando de recursos.

Pero el drama familiar no queda ahí. En los últimos días Gustavo Petro renegó públicamente de su hijo, al afirmar que él no lo había criado a lo que éste le recriminó el haberlo abandonado cuando era un niño recién nacido.

En medio del escandalo subyacente, Petro entregó el balance de su primer año de gobierno. El discurso fue una oda a sus detractores quienes habían adelantado que el presidente llevaría al país a la ruina con un gobierno socialista. Hoy Petro dice haber derrotado a la inflación; haber incrementado el salario mínimo y estimulado la creación de empleos formales; atraído mayor inversión extranjera y fortalecido el peso colombiano. Casi casi una Cuarta Transformación.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Claudia Sheinbaum – Presidenta Electa

Descarga gratis

Notas relacionadas