Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Tesla, BMW y Mercedes-Benz contratan robots humanoides para construir sus vehículos

Por: Mundo Ejecutivo 03 julio 2024
Compartir
Tesla, BMW y Mercedes-Benz contratan robots humanoides para construir sus vehículos

La incorporación de robots humanoides en las fábricas de automóviles representa un avance significativo en la automatización industrial.

Mercedes-Benz ha firmado un acuerdo con Apptronik, una empresa de Austin, Texas, para incorporar robots humanoides en sus fábricas.

Este acuerdo forma parte de un programa piloto que tiene como objetivo explorar cómo los robots pueden asistir a los trabajadores humanos y ayudar a aliviar los problemas de personal en el proceso de fabricación.

Según un comunicado de prensa conjunto, los robots humanoides de Apptronik serán utilizados para automatizar tareas manuales que requieren poca habilidad y mucho esfuerzo físico.

Mercedes-Benz y Apptroni

Este video te puede interesar

Uno de estos robots, llamado Apollo, mide 1,70 metros de altura, pesa 72 kilos y puede levantar hasta 25 kilos. Este robot está diseñado para trabajar junto a humanos en espacios industriales y representa una versión más amigable del Optimus de Tesla.

Aunque Mercedes-Benz y Apptronik aún están investigando los posibles “casos de uso” para estos robots, es probable que inicialmente se utilicen para la entrega e inspección de piezas. No se ha especificado cuántos robots se implementarán, pero según el Financial Times, algunos ya se están probando en la fábrica de Mercedes en Hungría.

Este país, conocido por ser un centro de fabricación para varios fabricantes de automóviles, ha experimentado una escasez de mano de obra en los últimos años debido a la emigración de sus trabajadores hacia Europa occidental.

Jörg Burzer, responsable de la producción en Mercedes, mencionó en un comunicado que esta es una nueva frontera en la que se busca entender el potencial de la robótica en la fabricación de automóviles. La idea es llenar los vacíos laborales en áreas de trabajo de baja cualificación, repetitivo y físicamente exigente, liberando así a los trabajadores altamente cualificados para que se centren en la construcción de los coches más deseados del mundo.

BMW y Tesla también se unen a la revolución robótica

Mercedes-Benz no es el único fabricante de automóviles que está experimentando con robots humanoides. A principios de este año, BMW anunció una colaboración con Figure, una empresa con sede en California, para probar la eficacia de sus robots en sus fábricas.

El robot 01 de Figure se está utilizando actualmente en las instalaciones de BMW en Spartanburg, Carolina del Sur. Similar a la iniciativa de Mercedes y Apptronik, BMW y Figure están buscando la mejor manera de utilizar estos robots para automatizar tareas de fabricación que son difíciles, inseguras o tediosas.

Tesla, otro gigante de la industria automotriz, también ha mostrado interés en la robótica humanoide. La compañía ha estado desarrollando su propio robot, conocido como Optimus, que está diseñado para realizar una variedad de tareas en las fábricas. Aunque los detalles sobre la implementación de Optimus en las líneas de producción de Tesla aún son escasos, la empresa ha dejado claro que ve un futuro donde los robots desempeñan un papel crucial en la fabricación de vehículos.

El futuro de la robótica en la industria automotriz

La incorporación de robots humanoides en las fábricas de automóviles representa un avance significativo en la automatización industrial.

Estos robots no solo tienen el potencial de mejorar la eficiencia y reducir los costos de producción, sino que también pueden abordar la escasez de mano de obra en la industria. Al automatizar tareas repetitivas y físicamente exigentes, los robots permiten a los trabajadores humanos centrarse en trabajos más complejos y cualificados.

Aumento del 1,9 % en remesas hacia México durante los primeros cinco meses del año

Además, la utilización de robots en la fabricación de automóviles puede contribuir a la mejora de la calidad del producto final. Los robots pueden realizar tareas con una precisión y consistencia que a veces es difícil de alcanzar para los humanos, lo que resulta en menos errores y un mejor control de calidad.

Sin embargo, la implementación de robots humanoides también plantea desafíos. Las empresas deben invertir en infraestructura y capacitación para integrar estas nuevas tecnologías en sus procesos de producción. Además, existe la preocupación de que la automatización pueda llevar a la pérdida de empleos para los trabajadores humanos.

Es crucial que las empresas aborden estos desafíos de manera responsable, asegurando que la transición a una mayor automatización beneficie tanto a la industria como a la fuerza laboral.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: ALTAGRACIA Gómez Sierra

Descarga gratis

Notas relacionadas