Ver ediciones digitales
Compartir

Ciberseguridad

Estrategia nacional de ciberseguridad aún hace falta

Por: Omar Aguilar 14 Ago 2020

México ocupa el lugar 9 de las naciones que más sufren ataques por malware, según un estudio de Kaspersky La delincuencia paulatinamente evoluciona y se […]


Estrategia nacional de ciberseguridad aún hace falta
PUBLICIDAD

México ocupa el lugar 9 de las naciones que más sufren ataques por malware, según un estudio de Kaspersky

La delincuencia paulatinamente evoluciona y se hace más tecnificada, al grado de que ahora que la humanidad se vuelca al mundo digital, también la criminalidad entra a este ambiente virtual.

La cibercriminalidad se desarrolla y obtiene enormes ganancias todos los días. Los robos no sólo son de recursos monetarios digitales, sino que se trafica con información, padrones, bases de datos, e incluso se pueden obtener muchos beneficios con usurpación de identidad, y ataques a gobiernos.Nada está seguro si eres usuario de las redes.

Delitos cibernéticos en cifras

De acuerdo con la firma de ciberseguridad Kaspersky, a nivel internacional, México ocupa el lugar 9 de las naciones que más sufren ataques por malware, que son todo tipo de amenazas informáticas o software hostil.

En su más reciente informe se precisa que de octubre de 2018 al mismo mes de 2019, la firma contabilizó 300 millones 868 mil 532 ataques de malware en México, 31% más que en el mismo lapso de un año antes, y además un millón 631 mil 758 usuarios atacados en este periodo, es decir, aumentó 16 por ciento.

Y es que los ataques digitales son como en la vida real, se perpetran a individuos principalmente para estafarlos o robarles los datos de sus tarjetas de crédito y débito, pero los criminales de este nuevo mundo ahora se han desarrollado para atacar a empresas e instituciones gubernamentales.

Si bien aún no termina el confinamiento, y cada vez son más las personas que utilizan herramientas digitales, es una realidad que los delitos en la red irán también en aumento.

Las empresas avanzan en la ciberprotección, gobiernos y ciudadanos no

En México, de acuerdo con los resultados obtenidos en la 21a Encuesta Global de CEO de PwC, los gobiernos y la población en general desconocen o desatienden los riesgos a los que está expuesto todo aquel que esté conectado a una red, ya sea a través de un smartphone, una computadora personal o una fábrica digital.

En contraste, las grandes y medianas empresas comenzaron, desde hace tiempo, a considerar la seguridad de la información como un activo estratégico y una oportunidad para proteger su negocio. Por eso la enorme importancia de que las autoridades y los ciudadanos adquieran mayor responsabilidad al usar el internet, pues es necesario también protegerse de los ataques.

Ante ello, muchos especialistas recomiendan hacerse varias preguntas:

  1. ¿Qué información tengo?
  2. ¿Dónde tengo mis datos?
  3. ¿Quién tiene acceso a ellos?
  4. ¿Qué puedo perder si mi información es robada?

Y si tienes preocupación con alguna de estas respuestas, es necesario atender de inmediato esta situación antes de que los cibercriminales encuentren los datos que puedan causarnos problemas.

El ciberacoso, otro ataque virtual

Y es que los ataques no sólo son por recursos económicos. Al igual que en la vida real otros ataques como el cyberbullying o ciberacoso afecta en mayor medida a niños y adolescentes. Los resultados psicológicos y emocionales son parecidos a los del acoso escolar tradicional, no obstante, éste suele terminar cuan- do el alumno regresa a su casa; mientras que el ciberacoso puede continuar y terminar en tragedias.

En México, más de 25% de los mexicanos entre 12 y 19 años re- portan haber sido víctimas de ciberacoso, de acuerdo con estadísticas del Inegi. El riesgo es aún mayor para las niñas y mujeres en este rango de edad, ya que 28% lo ha padecido. Las estadísticas revelan que este fenómeno en México toma múltiples formas: llamadas, mensajes, contenido multimedia, robo de identidad y publicación de información personal.

El común denominador de estos ataques suele ser el anonimato; casi 80% de los jóvenes que sufrieron ciberacoso indican no conocer la identidad de su atacante. El impacto de este delito no debe ser subestimado; ya que cerca del 60% de suicidios entre adolescentes en México están vinculados con diversos tipos de bullying, incluyendo el ciberacoso.

Hacia la ciberconciencia de los usuarios

El Consejo Mexicano de Asuntos In- ternacionales y McKinsey & Company publicaron el documento Perspectivas de Ciberseguridad en México, en donde desarrolla la necesidad de avanzar en este tema en el contexto de una sociedad interconectada y dependiente de la tecnología.

Indica que en el sector público la agenda de resiliencia cibernética ha mostrado avances en su consolidación, pero podría explorar mayor robustecimiento. En temas de gobernanza se podría otorgar más poder y relevancia a la actual Estrategia Nacional de Ciberseguridad (ENCS) mediante la creación de una agencia nacional dedicada a este objetivo.

Por esta razón hace hincapié en que para reforzar el marco normativo podría trabajarse en una mejor y más clara tipificación del ciberdelito, la cual hoy se encuentra fragmentada en códigos locales y federales.

Señala también que la existencia del Centro Nacional de Investigación y Seguridad (CISEN), el establecimiento de la Dirección de Ciberseguridad en el Banco de México y la creación del CERTMX dentro de la Policía Federal, muestran avances en los mecanismos de respuesta nacional, pero podrían replicarse a profundidad estas experiencias a nivel estatal y en otras dependencias clave para asegurar que las entidades disponen de capacitación adecuada y puedan colaborar efectivamente entre ellas.

Estos especialistas agregan que, en el sector público, en cuanto a gestión de talento, existe una gran oportunidad de alinear la demanda de nuevos roles con la oferta mediante el fomento de programas y carreras enfocadas a la ciberresiliencia.

De esta forma, muchas de las fuentes consultadas recomiendan que se puede integrar un plan nacional para formar a las nuevas generaciones de expertos en el tema de ciberseguridad mediante una coordinación profunda con el sector educativo del país.

Asimismo, se necesitarán esquemas que permitan contratar en el corto plazo al talento de clase mundial para hacer frente a los temas de ciberseguridad en los países y realizar un plan de gobierno que incluya todos estos esfuerzos.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?