Covid-19, oportunidad para cambiar la cara de la industria farmacéutica

0

La pandemia de Covid-19 es una buena oportunidad para que la industria farmacéutica muestre su preocupación por las personas y no sólo por el dinero, de acuerdo con Markus Scholz y N. Craig Smith del MIT Sloan Management Review México

La pandemia de coronavirus (Covid-19) es un reto que todos los sectores económicos tienen que superar para poder recuperar sus inversiones, evitar despidos e incluso menguar la desaparición de empresas, sin embargo, la industria farmacéutica tiene la oportunidad de mostrar una nueva cara a los consumidores.

En su artículo Nueva era en la industria farmacéutica mundial, Markus Scholz y N. Craig Smith del MIT Sloan Management Review México, destacan que históricamente al sector farmacéutico se le conoce por preocuparse poco por las personas y más por las ganancias, ejemplo de ello son las prácticas ilegales de marketing, escándalos de corrupción y altos precios en medicamentos, sin embargo, el contexto actual es el idóneo para cambiar esa imagen.

La industria farmacéutica cuenta con conocimientos, capacidad y equipo suficiente para poder encontrar un tratamiento o alguna vacuna contra el Covid-19 y hacerlo en equipo sin tomar en cuenta su forma tradicional de hacer negocio sería la mejor manera. Ante esto, los especialistas proponen tres pasos para lograr que esta lucha conjunta sea un esfuerzo exitoso.

1.- Compartir investigación

Las empresas que trabajan en los mismos problemas no suelen compartir los resultados entre sí. Pero en situaciones de emergencia, cuando hay muchas vidas en riesgo, estas reglas deberían relajarse para que las empresas pudieran compartir sus investigaciones con aquellas empresas con las que compiten y con los integrantes de la academia.

Las compañías farmacéuticas más grandes del mundo, incluidas Roche, Sanofi y Johnson & Johnson, han dicho que colaborarán y compartirán recursos y datos de ensayos clínicos con los gobiernos, y entre sí, para ayudar a aumentar la capacidad de prueba y desarrollar tratamientos contra el Covid-19.

2.- Fabricación de nuevos medicamentos

Si un medicamento sin etiquetar muestra resultados suficientemente buenos, o si se descubre un nuevo medicamento o vacuna, la capacidad de fabricación de una empresa individual probablemente sería incapaz de satisfacer la demanda global, especialmente con las cadenas logísticas, parcialmente rotas, y los requisitos de distanciamiento social que ralentizar la producción.

En una época de crisis, las compañías farmacéuticas deben aunar sus capacidades de fabricación para satisfacer la demanda global.

3.- Renunciar a fijación de precios y asignación de medicamentos

En los primeros días de la crisis de salud global, con los mercados de valores en caída libre, a la compañía farmacéutica Gilead se le acusó de lucrar a costa de la sociedad. A principios de marzo de 2020, la compañía obtuvo los derechos exclusivos de su medicamento experimental Remdesivir, desarrollado originalmente para tratar el Ébola y considerado por algunos como un posible tratamiento de coronavirus.

Ante las protestas, la compañía solicitó a la FDA que rescindiera el estatus de medicamento huérfano, renunciando a su reclamo de incentivos fiscales significativos y control sobre los precios durante al menos siete años.

►TE PUEDE INTERESAR►72 EMPRESAS PERDIERON Y 8 GANARON FRENTE A LA CRISIS