Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Cuidado con el fraude tipo vishing, así te estafan

Por: Mundo Ejecutivo 15 febrero 2023
Compartir
Cuidado con el fraude tipo vishing, así te estafan

¿Recibes constantemente llamadas no deseadas de números no deseados? Cuidado con responderlas, ya que podrías ser blanco de un tipo de fraude conocido como vishing.

¿Recibes constantemente llamadas no deseadas de números no deseados? Cuidado con responderlas, ya que podrías ser blanco de un tipo de fraude conocido como vishing.

A continuación te explicamos como funciona este tipo de fraude y cuál es el modus operandi de los estafadores, para que estés alerta.

Vishing

El vishing es una forma de timo en la que los delincuentes intentan engañar a la víctima a través de una llamada telefónica, suplantando la identidad de otra persona o, como en el anterior ejemplo, de una organización como una entidad bancaria. También puede ser de una empresa de energía, de gas o de cualquier otra que les sirva como excusa para establecer una comunicación.

Este video te puede interesar

En cualquier caso, el objetivo es robar la información personal, bancaria o, incluso, convencer a las propias personas para que ellas mismas sean las que transfieran dinero a los timadores.

El canal utilizado para realizar esta estafa es el que diferencia al vishing de otras modalidades como el phishing (a través del correo electrónico) o el smishing (a través de un mensaje de texto, también conocido como SMS). Es más, se conoce como vishing por ser la combinación entre la voz y técnicas de phishing.

¿Cómo funciona el vishing?

La principal herramienta que utilizan los estafadores -o vishers, como se denomina a los timadores que practican esta modalidad- para tratar de apoderarse de la información o convencer a la víctima para que lleve a cabo una determinada operación como una transferencia, por ejemplo, es la ingeniería social, un conjunto de técnicas empleadas en las llamadas telefónicas para manipular a los usuarios y generarles confianza, con el fin de hacerse con sus datos.

Las tres más utilizadas, si hablamos del ámbito bancario, son:

  • Llamada directa. El estafador realiza la llamada haciéndose pasar por un empleado de la entidad bancaria. Es común que, antes de efectuarla, haya obtenido algún dato de la víctima que le sirva para sustentar el timo y generar más confianza, como, por ejemplo, el nombre de la compañía de telefonía que utiliza o el de la plataforma de video a la que está suscrita y que, generalmente, se paga por medio de la tarjeta de crédito o débito. De hecho, en ocasiones, son las propias víctimas quienes publican en las redes sociales ciertos datos o tendencias de consumo que pueden comprometerlos. De este modo, será más fácil que el usuario crea su versión y entregue la información que solicita el ciberdelincuente. 
  • Doble llamada. Es un método que requiere una mayor elaboración por parte del timador, pero que genera también más confianza en los usuarios. Utilizando un mensaje grabado -generado por un robot, principalmente-, se informa a la víctima sobre un supuesto problema, por ejemplo, un acceso no autorizado a su aplicación de banca digital, y se indica un número de teléfono para que contacte, con el fin de solucionarlo. Cuando el usuario llama a dicho número fraudulento y entrega la información solicitada -credenciales de acceso, entre otros-, se consuma la estafa.
  • Combinación de técnicas. Los delincuentes también suelen utilizar métodos adicionales para complementar el vishing. Por ejemplo, en lugar de hacer una primera llamada a la víctima, deciden enviar un mensaje de texto (smishing) para que sea ella la que llame a un número de teléfono que aparenta ser de la entidad bancaria, pero que en realidad es controlado por el timador.

¡Aguas con las estafas!  Así puedes proteger tus datos en las redes sociales en esta época

De acuerdo con la Condusef, el modus operandi del vishing es:

  • El delincuente contacta a sus potenciales víctimas a través de una llamada telefónica.
  • Se hace pasar por un empleado de algún banco.
  • Argumenta que hay cargos indebidos en alguna de tus cuentas.
  • Si caes en esta estafa, el delincuente robará tus datos personales y confidenciales.

¿Qué hacer?

Para evitar caer en estos fraudes, la Condusef recomienda lo siguiente.

  • Evita proporcionar tu información financiera.
  • Llama directamente a la institución bancaria ante cualquier duda.
  • Toma en cuenta que ni las entidades financieras, ni Visa ni MasterCard u otro operador de tarjetas, solicitan datos personales a sus clientes o algún tipo de verificación de sus cuentas, mediante correo electrónico, mensaje de texto o vía telefónica.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Arturo Elías Ayub, El Emprendedor

Descarga gratis

Notas relacionadas