Ver ediciones digitales
Compartir

Economía y Negocios

Empresas familiares, en jaque ante la crisis global

Por: 29 Sep 2011

Igual que un pintor, un joyero o un músico, los empresarios son creadores de ideas permentesCOLABORACION DE MANUEL CALCÁNEOEl número de las empresas mexicanas sigue en aumento, sin embargo las expectativas para su supervivencia no son muy alentadoras, pues si observamos la tendencia de que tan solo un 30 % de nuestras empresa


Empresas familiares, en jaque ante la crisis global
PUBLICIDAD

Igual que un pintor, un joyero o un músico, los empresarios son creadores de ideas permentesCOLABORACION DE MANUEL CALCÁNEOEl número de las empresas mexicanas sigue en aumento, sin embargo las expectativas para su supervivencia no son muy alentadoras, pues si observamos la tendencia de que tan solo un 30 % de nuestras empresa

Igual que un pintor, un joyero o un músico, los empresarios son creadores de ideas permentesCOLABORACION DE MANUEL CALCÁNEOEl número de las empresas mexicanas sigue en aumento, sin embargo las expectativas para su supervivencia no son muy alentadoras, pues si observamos la tendencia de que tan solo un 30 % de nuestras empresas familiares llegará a la segunda generación y un 15% a la tercera, se impone la necesidad de buscar las respuestas adecuadas.Pero también hay que destacar otro hecho importante; de las 3 millones de nuestras empresas solamente una decena son empresas centenariasLos factores socio-económicos que influyeron esa tasa de longevidad tan baja son numerosos, pero permítanme destacar uno: en nuestro país nunca ha existido una institución que sin fines de lucro o interés político uniera a las empresas familiares, para que con una sola voz estén representadas ante la sociedad y las administraciones públicas.Somos testigos de una crisis económica global que desataron unas actitudes y valores incompatibles con los valores intrínsecos a las empresas familiares. Empresas acostumbradas al trabajo, esfuerzo, generosidad, responsabilidad, prudencia, aversión a la deuda y con visión a largo plazo.Tras la crisis económica desatada por el crecimiento vertiginoso, impulsado por la globalización y la mentalidad de obtener beneficios a corto plazo, estos valores vuelven a demostrarse como duraderos y inspiran el elemento fundamental para los tiempos que corren: la confianza.Cada empresa familiar está guiada por la actividad creadora. Es el poder que mantiene unidas a nuestras familias alrededor de los proyectos empresariales que realizamos.Son las ganas de crear lo que nos empuja en el día a día, a través de numerosos obstáculos que nos encontramos por el camino, y la familia es el refugio que guarda nuestras fuerzas y nuestras esperanzas.Igual que un pintor, un joyero o un músico, los empresarios somos creadores y a través de las empresas nos realizamos, nos expresamos y como en cualquier otra tarea creadora nos unimos con nuestra creación.Familias que supieron crear un entorno prospero, productivo y creativo.Las empresas familiares constituyen un 90% de la economía mexicana. Son el pilar socioeconómico de México y hemos recibido mucho, porque sabemos dar mucho.Hemos de seguir dando para poder seguir recibiendo. Y para ello, nuestras familias han de seguir unidas para que nuestras empresas se mantengan fuertes.*Presidente de Fundación Heres

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?