Amores de oficina ¿afectan la productividad?

0

El 53% de los mexicanos se ha involucrado con alguien de su trabajo, según AdeccoCAROLINA HERNÁNDEZ ESTRADAAl transcurrir tantas horas en la oficina, en ocasiones es imposible no crear una relación muy cercana entre compañeros de trabajo, pero muchas veces, este vínculo termina siendo amoroso, pero ¿tendrá un futuro du

El 53% de los mexicanos se ha involucrado con alguien de su trabajo, según AdeccoCAROLINA HERNÁNDEZ ESTRADAAl transcurrir tantas horas en la oficina, en ocasiones es imposible no crear una relación muy cercana entre compañeros de trabajo, pero muchas veces, este vínculo termina siendo amoroso, pero ¿tendrá un futuro duradero? y sobre todo ¿será benéfico para la empresa?De acuerdo con un estudio de Adecco, el 53% de los mexicanos se ha involucrado con alguien de su trabajo, por lo que 7 de cada 10 parejas de la Población Económicamente Activa (PEA) se conocieron en la oficina y algunas experimentaron ser más productivas porque disminuía su estrés, no obstante, en las malas rachas de una pareja, el impacto es completamente negativo para las empresas.

“Pese al tabú en las empresas, es un tema que no se puede evitar porque la gente laboralmente activa de 30 a 35 años, coincide con la edad cultural en la que ahora se busca una relación estable y al pasar mucho tiempo en la oficina, es muy probable que se genere empatía, se sientan cercanos y así se generen vínculos afectivos”, comentó Ericka Castillo, gerente de Human Capital Solutions de Adecco.

Aunque por otro lado, el trato constante puede llevar a que la relación se desgaste con mayor facilidad, ya que “surgen de una frecuencia donde el trabajo es el factor en común, pero al final cuando te cambias de empleo o de área, llega a su fin lo único que los vinculaba”, dijo Román Flores, gerente de Compensaciones y Organización de Manpower.De hecho, según los expertos en capital humano, la mayoría de las relaciones que surgen en las oficinas no tienen un final feliz por diversos efectos negativos que los conflictos laborales causan a su relación, así como aquéllos que provocan los problemas amorosos de las parejas a la empresa.Las complicaciones laboralesSin duda, es una ventaja que una pareja congenie como equipo de trabajo y dé buenos resultados, pero en las malas rachas sentimentales, el desempeño de los involucrados se ve afectado porque la mayoría de las parejas mezclan lo afectivo con lo laboral.

 “Aunque sean de diferentes departamentos o niveles, al final no deja de existir cierta preferencia por la pareja, esto crea tensión entre los demás empleados por el favoritismo que se genera porque le perdoné que llegue tarde, ya le concedí que el reporte me lo entregara después, ya le justifiqué la hora extra de comida”, explicó Román Flores, gerente de compensaciones y organización de Manpower.“Además del favoritismo, distrae de las actividades primordiales en el trabajo, ya que es un distractor porque demanda tiempo para que siga funcionando y al alimentar la relación, existen descuidos o errores”, señaló Irving Alemán, gerente de Recursos Humanos de Kelly Services.

De igual forma, el conflicto de intereses se puede dar, sobre todo si ambos trabajan en la misma área, “Se dan otro tipo de situaciones como el manejo del dinero, la información confidencial, tener bajo su responsabilidad algún tipo de activo y esto puede ser perjudicial tanto para la empresa como para la pareja”, aseguró Ericka Castillo, gerente de Human Capital Solutions de Adecco.En algunas compañías, este tema sí esta regulado y en ocasiones, termina siendo la causa de la renuncia de uno o hasta los dos involucrados en la relación sentimental, debido a que si hay un recorte de personal, la pareja se ve afectada y los resultados pueden ser muy costosos para la pareja y empresa, especialmente si son buenos elementos, de acuerdo con los especialistas de Recursos Humanos.Por ello, la recomendación es “evitar este escenario porque es más sano, ya que las relaciones amorosas son muy conflictivas y difíciles de llevar en el trabajo; las empresas deberían reglamentar de forma muy específica en sus códigos de conducta”, informó Irving Alemán, gerente de Recursos Humanos de Kelly Services.En Twitter: @CaroEstrada_ME