El ciclo bursátil, un juego de sube y baja

0

El análisis del IPC sirve para tomar decisiones para entrar o salir del mercado. Checa lo que revelan 5 años en la BMVFANUEL FUENTES*El mercado de capitales (IPyC) experimentó de febrero de 2003 a julio de 2007 un periodo de ganancias extraordinario, logrando un incremento del 400%, o bien una ganancia compuesta anual de 50%.

El análisis del IPC sirve para tomar decisiones para entrar o salir del mercado. Checa lo que revelan 5 años en la BMVFANUEL FUENTES*El mercado de capitales (IPyC) experimentó de febrero de 2003 a julio de 2007 un periodo de ganancias extraordinario, logrando un incremento del 400%, o bien una ganancia compuesta anual de 50%. El mercado si bien presentó algunos ajustes moderados, generó excelentes rendimientos de forma casi ininterrumpida; los inversionistas sonreían y la premisa era invertir a largo plazo ya que al final siempre se ganaría.Sin embargo, hacia finales de octubre de 2008, el mercado perdía en poco más de un año la mitad de su valor, las ganancias se perdían a una gran velocidad; instituciones financieras, promotores, inversionistas en general no solo no vendieron sino que no dejaron de comprar. Para enero de 2010 el IPyC había logrado recuperar todo lo perdido durante la crisis financiera en Estados Unidos, y para diciembre del mismo año el mercado alcanzaba nuevos máximos históricos. Lo anterior se conoce como un ciclo bursátil.La moraleja parece ser sencilla, “invertir a largo plazo y no vender”. Sin embargo, la realidad es mucho más compleja. El IPyC, al igual que cualquier otro índice bursátil, describe a través de su historia ciclos, en los que observamos periodos de alza, baja y fases de consolidación. Para entender este tipo de fenómenos y modelarlos se suele recurrir al uso de gráficos para medir, cuantificar y tratar de predecir las diferentes facetas de estos ciclos; lo que conocemos como análisis técnico. El análisis técnico, como una rama del análisis bursátil, estudia el movimiento de los mercados a través de la evolución de los precios y recurre al empleo de la matemática, específicamente las ramas de la estadística y la geometría, en aras de predecir el siguiente movimiento del mercado. Utilizando herramientas sencillas de análisis técnico, se describe al final del documento el ciclo bursátil macro del IPyC. En los últimos 20 años el IPyC presentó 5 ciclos completos.Cada punta señalada en la parte superior e inferior, representan el fin y el inicio de cada ciclo; englobando las crisis de 1992, 1994, 1997, 2000 y 2007. Es sorprendente el “orden” y simetría que guardan cada uno de estos ciclos dentro de esta fase de expansión macro. Modelar el ciclo bursátil del IPyC nos sirve para tomar decisiones en términos de en qué momento estar dentro o fuera del mercado, independientemente del aspecto fundamental.La evolución del IPyC en este periodo nos muestra un mercado siempre ascendente, amén de los ajustes generados en las crisis financieras, sin embargo, esto no tiene porque ser siempre así. Somos testigos solo de una parte de la historia. Esta fase macro de ascenso del IPyC forma parte de un ciclo mayor que en algún punto del tiempo también entrará en una fase de consolidación y de ajuste; ya no estaríamos hablando de ciclos de 4 o 5 años, sino probablemente de ciclos de entre 20 y 30 años. Invertir en un mercado estancado o a la baja durante 20 ó 30 años resulta una tarea más complicada; ¿Ha ocurrido esto anteriormente? La respuesta es sí, Europa, EU y Japón son ejemplos reales de mercados bursátiles estancados y en descenso en un horizonte de largo plazo.Los principales índices bursátiles de Europa presentan niveles que se observaron por primera vez entre 1997 y 1998; es decir un estancamiento de 15 años. EU alcanzó máximos históricos para el caso del S&P 500 a principios del año 2000; el nivel actual del índice corresponde a zonas observadas entre 1998 y 1999; 12 años de estancamiento. Japón, el caso más drástico, observó máximos históricos en 1989, a partir de esta fecha se ha presentado un ciclo descendente que lo ubica actualmente -77% por debajo de máximos; 22 años de caída. El DJIA ya había experimentado una importante fase de estancamiento de 1966 a 1982; 16 años.La lección es sencilla, la inversión en bolsa es sumamente atractiva; probablemente una de las mejores formas de incrementar nuestro capital en el largo plazo, sin embargo es clave emplear estrategias enfocadas en el estudio de los ciclos bursátiles a través del análisis técnico y fundamental. Un mar turbulento como lo es el mercado de capitales, debe navegarse con instrumentos de guía, mapas, brújula, conocimiento; de esta forma alcanzaremos tierra firme.fanfuentes@monex.com.mxGrupo Financiero Monex