Sala sustentable MIDE cuesta 2 mdd

0

Tomó 2 años para su construcción, entre la investigación y el desarrollo, promueve las soluciones en acciones cotidianas para reducir el impacto ambiental.CAROLINA HERNÁNDEZ ESTRADALa construcción de la nueva sala Desarrollo Sustentable: Economía, sociedad y naturaleza del Museo Interactivo de Ec

Tomó 2 años para su construcción, entre la investigación y el desarrollo, promueve las soluciones en acciones cotidianas para reducir el impacto ambiental.CAROLINA HERNÁNDEZ ESTRADALa construcción de la nueva sala Desarrollo Sustentable: Economía, sociedad y naturaleza del Museo Interactivo de Economía (MIDE) tuvo un costo aproximado de 2 millones de dólares y tomó 2 años para construirse, entre investigación y diseño.Para su edificación, HSBC, Nestlé México, Fundación Pedro y Elena Hernández, Industrias Peñoles y Telcel fueron las principales empresas que fondearon el proyecto, que se desglosa en 18 interactivos, 1 azotea verde con plantas endémicas o adaptables a ambientes urbanos, 1 jardín vertical con 2 vistas, 1 sensorama de descubrimiento, 1 foro del cambio climático, 3 actividades complementarias.

“Para nosotros era muy importante explicar cuál es la íntima relación que existe entre la economía y las posibilidades del desarrollo sustentable, cómo si es posible tener crecimiento económico con los cuidados de la sustentabilidad, así como atender aspectos urgentes a nivel global que surgen de la inequidad social, como el acceso al agua potable, no tener energéticos, educación o salud”, argumentó Silvia Singer, directora general del MIDE.

En ese sentido, para correlacionar economía con sustentabilidad, en una de las plantillas de la sala, se explica cómo calcular el costo real de las cosas para conocer su verdadero impacto, es decir, el costo de la producción (materia prima, trabajadores, capital, distribución), más el costo social (repercusiones de los procesos sobre los empleados y comunidades cercanas) y el costo ambiental (degradación de recursos naturales, absorción de desechos).El ciclo del agua, el carbono y el cambio climático son algunos temas que se abordan de forma interactiva, resaltando datos como el consumo de agua (360 litros diarios por persona), los desechos (18 mil toneladas diarias) y la energía (el 99% proviene de gasolina, gas LP y gas natural).“Esperamos que aumente significativamente el número de visitantes en el Museo, ya que son contenidos muy ligados a la curricula escolar, a diferencia de la economía que los profesores no lo sentían muy cercano, aunque venían y se daban cuenta de lo contrario”, afirmó la directora.La creación de la sala, en la que colaboraron instituciones educativas como UNAM, el ITAM, la UIA, el Centro Mario Molina, entre otros, también se enfoca a acentuar la búsqueda de soluciones, que puedan generarse a través de cambios paulatinos en las acciones cotidianas para reducir dicho impacto de manera factible, concepto que se definió como rediseño.“Básicamente todos los equipos están montados sobre materiales sustentables, los interactivos se sostienen en estructuras de acero, que implica menos uso de energía y CO2,  tenemos una política que gira en torno al ambiente, somos carbono neutrales, pagamos las emisiones que producimos, realmente creemos que debemos enseñar con el ejemplo”, dijo Silvia Singer.Quizá por ello, en una parte de la sala, el MIDE invita al emprendedor y empresario a ser sustentable mediante 3 pasos: basar sus decisiones de negocio en generar beneficios para la naturaleza y comunidades aledañas, ofrecer productos que no tengan impactos negativos en la naturaleza y cuidar los derechos laborales de sus empleados.En Twitter: @CaroEstrada_ME