Cláusulas de divorcio empresarial

0

Soluciones financieras y legales para los negocios que contraen matrimonio y deciden separarseMIGUEL ÁNGEL RAMOS*En la actualidad, una asociación estratégica o joint venture es sin duda uno de los mejores caminos para que dos empresas con intereses comunes y habilidades complementarias puedan crec

Soluciones financieras y legales para los negocios que contraen matrimonio y deciden separarseMIGUEL ÁNGEL RAMOS*En la actualidad, una asociación estratégica o joint venture es sin duda uno de los mejores caminos para que dos empresas con intereses comunes y habilidades complementarias puedan crecer.Sin embargo, es necesario reconocer que durante muchos años hemos vivido en la cultura de la desconfianza, y no es fácil asociarse con alguien que siempre ha sido nuestra competencia. Por esta razón, muchos empresarios prefieren mantenerse en la no muy sabia y poco competitiva actitud del “más vale solo que mal acompañado”, la cual no resulta de mucha utilidad en una era globalizada de grandes alianzas y sinergias.En un escenario positivo para una asociación, los procesos se dan en forma ordenada, se generan sinergias y, por ende, los resultados cumplen o superan las expectativas de las partes. No obstante, no siempre se viven estas experiencias positivas y por ello siempre hay que contemplar, dentro de los contratos o documentos legales, opciones de solución a problemáticas previsibles.Desde el punto de vista corporativo, existen diversas alternativas de solución para las empresas o personas que se asocian, conocidas en el argot de los banqueros de inversión como “Cláusulas de divorcio”, ya que una asociación o joint venture es similar a un matrimonio en donde 2 personas que se conocen “parcialmente”, deciden unirse. En términos de negocios es casi lo mismo: 2 o más personas o empresas que se conocen, comercialmente hablando, acuerdan unirse (asociarse) para sumar esfuerzos en un mercado muy competido, con el fin de buscar sinergias y ampliar su participación de mercado.Al prever este escenario no tan favorable para las partes, los asesores financieros y legales, sugieren el planteamiento de diversas opciones de solución mediante diversas “Cláusulas de divorcio” incluidas en los contratos legales de la asociación.Entre ellas, podemos identificar principalmente tres que son de suma importancia, ya que buscan una solución oportuna para las partes. Es conveniente mencionar que en la actualidad estas cláusulas sólo aplican en la figura de una Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI), ya que la legislación aplicable en la materia contempla a ésta como la única figura en donde puede pactarse el sentido en el que votarán los accionistas en una asamblea. Las cláusulas en cuestión son:• Cláusula de venta forzosa• Call• PutLa cláusula de venta forzosa plantea que, en caso de que se presente un conflicto irreconciliable que no haya podido ser resuelto en la asamblea de accionistas, en dos ocasiones consecutivas, una de las partes (por ejemplo, el socio A) tendrá el derecho a exigir a la otra parte (por ejemplo, el socio B) que le venda su participación accionaria y éste estará obligado a vender la totalidad de las acciones que posea, representativas del capital social de la sociedad.El derecho de compra, comúnmente denominado Call, establece el derecho de una de las partes (por ejemplo, el socio A) de poder comprar la porción accionaria de la otra parte (el socio B) dentro de una ventana de tiempo específica o a una fecha determinada y a un múltiplo previamente establecido.Por el contrario, el Put, determina el derecho de venta de una de las partes a la otra, en un momento determinado y bajo condiciones de valor o múltiplo previamente pactadas.Debemos destacar que en este tipo de acuerdos siempre resulta indispensable la asesoría de una firma especializada en banca de inversión, así como de una consultoría legal adecuada. Lo anterior, a fin de prever los posibles escenarios de riesgo que pudieran surgir entre las personas o empresas que buscan aliarse.En conclusión, siempre es preferible plantear a tiempo estas cláusulas dentro del contrato legal que formaliza la asociación, con la finalidad de prevenir conflictos legales mayores que pudieran surgir como resultado de la asociación. Así, la buena voluntad e intención de las partes se verá plasmada en el contrato y las soluciones a problemas relevantes serán menos complicadas.* Especialista en Banca de inversión, actividades de fusiones y adquisiciones, valuaciones y reestructuras financieras. Socio de la firma FGA Banqueros de Inversión.