Ver ediciones digitales
Compartir

Economía y Negocios

Movimientos y redes sociales sacuden al mundo

Por: Colaborador 05 Ene 2012

Las protestas de 2011 se vislumbraron como la punta del iceberg de un cambio en un orden global, ¿será posible?TANIA LARA* Nuestro mundo, como solíamos conocerlo, se sacude.


Movimientos y redes sociales sacuden al mundo
PUBLICIDAD

Las protestas de 2011 se vislumbraron como la punta del iceberg de un cambio en un orden global, ¿será posible?TANIA LARA* Nuestro mundo, como solíamos conocerlo, se sacude.

Las protestas de 2011 se vislumbraron como la punta del iceberg de un cambio en un orden global, ¿será posible?TANIA LARA* Nuestro mundo, como solíamos conocerlo, se sacude. La naturaleza hace su parte en el agua y la tierra, además de forma estridente, la humanidad se sacude y protesta por todo el planeta de muy diversas formas.Siria, Egipto, Libia, Inglaterra, España y Chile, han acaparado los titulares de los medios. En las noticias  impresas, audiovisuales y ahora en las redes sociales, se informa de los movimientos de una sociedad frustrada e inconforme, a la que no se le han cumplido las expectativas ni las promesas. Ante las demandas políticas, económicas y sociales, los organismos gubernamentales y aquellas instituciones encargadas de velar en pro de los ciudadanos de cualquier parte, están rebasadas, ineficientes y hasta sádicas en el peor de los casos.En la opinión de Adolfo Laborde, Director de la licenciatura en Relaciones Internacionales del Tec de Monterrey, Campus Santa Fe es imprescindible no generalizar, aunque cada evento tenga similitudes: “Me gustaría contextualizar y delimitar el tema: los eventos o protestas sociales de los últimos meses en distintas partes del mundo, no obedecen a un patrón común, cada uno responde a un contexto histórico y socio-político determinado; ‘generalizar es mentir’. No se pueden confundir las protestas de los países de África del Norte o Medio Oriente, que responden a un descontento de la población casi generalizado hacia sus sistemas políticos (autocráticos y autoritarios la mayoría de ellos) con las expresiones de inconformidad de la juventud chilena que apela a un mayor acceso a la educación”.Basta con echar un vistazo a Siria, donde la represión por parte del gobierno alcanza niveles descomunales, no hay cabida para la manifestación. Los militares con tanques, helicópteros artillados y francotiradores tienen la orden expresa de abrir fuego real ante cualquier tipo de protesta. Por si fuera poco, los soldados que se niegan a disparar, son ejecutados por militares iraníes y mercenarios de Hezbollah en castigo a la “desobediencia”. Ciudades sitiadas, cifras enormes de muertos, heridos y desaparecidos, huidas al campo de refugiados en Turquía, alimentos confiscados y a punto de estallar la hambruna son el saldo conocido de esta región que clama por democracia plena, empleo y el no olvido de sus derechos humanos.Con todo y esta fuerte represión, su cercano Egipto, brinda motivación, pues lograron la dimisión de Hosni Mubarak (tras gobernar el país cerca de 30 años), consiguieron a nuevos representantes y recientemente, que se enjuicie a quienes reprimieron sus manifestaciones de principios del año.No obstante, si de encontrar un común denominador se trata, es muy evidente el que sufre la juventud actual con la falta de espacio dentro de las instituciones académicas y de (buenas) oportunidades laborales, ambas herramientas básicas para generar bienestar. En tanto, la privatización  crece, como sucede en Chile, los de menores recursos cada vez quedan más relegados a empleos operativos y terciarios (la llamada “walmartización” del empleo) y ni qué decir sobre el resentimiento social que genera la pérdida de oportunidades. “Los pobres vamos a quedar más pobres si no podemos estudiar y más adelante tampoco trabajar” se quejaba un manifestante chileno.Protestas y redes socialesEn el caso de la juventud inglesa, la protesta se salió de control, los ánimos se enardecieron y más que manifestación se clasificó como un brote de terror y graves disturbios. Al protestar el barrio londinense de Tottenham (tras la muerte de un joven con antecedentes criminales que viajaba en taxi a manos de un policía), las fuerzas del orden enfrentaron a la multitud iracunda y sucedió lo inevitable: se perdió la cabeza (por las frustraciones y presiones que cargan las almas), el control de los actos y el discernimiento individual se vio relegado y se transformó en un enjambre furioso que actuó sin pensar. ¿El resultado?  Más de 525 detenidos; cerca de 50 policías heridos y más de 15 civiles en el hospital.Según Laborde “En el caso de los jóvenes británicos, todo apunta a que mediante la violencia y saqueo, buscaron enviar su mensaje de inconformidad ante un sistema capitalista que no les cumple lo que, teóricamente, tendría que darles como empleos mejor remunerados que les permitan acceder a los bienes suntuarios (artículos de moda y buena marca) que representan una forma de vida y un código de identificación significativo para ellos. Sin embargo, estos actos no tienen como trasfondo un movimiento social definido que defendiera causa o ideología alguna. Es más, la violencia que sacude el barrio en estos días no es novedad en Tottenham, ya que en 1985 se registró otra manifestación que culminó con violentos enfrentamientos con la policía y la muerte de un agente”.El movimiento español de “Los indignados”, también conocido como 15M (por iniciar el 15 de mayo del presente), pretende obtener una verdadera representación tanto a nivel político como bancario. “No somos marionetas en manos de políticos y banqueros” es uno de sus lemas más destacables. Mediante acampadas masivas, plantones y otras originales estrategias, como cambios simbólicos a los nombres de sus plazas principales, como la Puerta del Sol en Madrid o las bailarinas flamencas dentro de los bancos, este movimiento se ha caracterizado, hasta estos días, por ser de los más ordenados, cívicos, transparentes y no ha generado destrozos mayores, ¡limpian al terminar sus sesiones! Con varios hashtags en twitter y otras redes sociales han alcanzado gran parte de su popularidad, incluso apoyo desde París, Nueva York, Atenas y Singapur.

No es el único movimiento donde las redes sociales han jugado un papel fundamental. Hay que recordar la convocatoria principal en Siria, contra el gobierno de 41 años de Muamar Gadafi, comenzó por Internet con la “Revuelta del 17 de febrero: Día de la ira en Libia”. El director de la licenciatura en RI por parte del Tec de Monterrey, añade: “En este escenario, si queremos hablar de coincidencias, es factible hacerlo al pensar en las redes sociales o los medios de comunicación móvil que de alguna u otra forma jugaron un papel importante, en unos casos mayor y en otros menor y redescubriendo la eficacia de la organización social y la protesta”.

En el muy recomendable y reciente libro de la doctorada Amelia Acosta León, titulado Conflicto, medios alternos de solución y pensamiento complejo en México, la autora identifica que el mundo ha cambiado y sus formas de gobernarlo y vivirlo han quedado obsoletas. Plantea que hay que sentar las bases de un proceder y una racionalidad ética, distinta y holística. Ya no hay un solo futuro, hay varios escenarios posibles.La Doctora en Ciencias Políticas y Sociales, plantea la pregunta del millón ¿cómo cambiar una multiplicidad de factores tales como contextos, actitudes, formas de comunicar, modelos culturales, relaciones de poder, estructuras de poder, etcétera, que conduzcan a la resolución de conflictos? y la trabaja a lo largo de su texto a través de los MASC (Medios Alternos de Solución de Conflictos):  “Considerar que los conflictos bélicos del siglo pasado, que se resolvieron con las armas y las bombas nucleares, serían resueltos hoy con los mismos mecanismos, es un equívoco. Los sistemas de convivencia social han cambiado, por tanto los mecanismos a considerar tienen obligatoriamente que cambiar considerando en todo momento el contexto”.Todo esto sólo es una pequeña muestra de la urgencia de cambiar el orden económico y social, situación que se ve muy lejana, ya que hoy el mundo tiene suficientes intereses que cuidar, por lo cual será muy complicado que se dé el tan anhelado cambio.*Mujer Ejecutiva

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?