En México hay 13 millones 500 mil personas que sufren algún tipo de alopecia. Ante esta problemática, la empresa Kaloni presentó el primer robot auxiliar para realizar trasplante de cabello

La pérdida del cabello es un problema que a muchas personas les quita el sueño. Tan solo en México hay 13 millones 500 mil personas que sufren algún tipo de alopecia, lo que coloca al país como el segundo de América y el octavo a nivel mundial con más casos de calvicie, de acuerdo con un estudio elaborado por la firma dermatológica Piel Clinic.

Los mexicanos gastaron alrededor de 3,250 millones de pesos en tratamientos dermatológicos en contra de la calvicie, cifra que hoy día está en aumento debido al mayor número de casos cada año, según datos de la empresa de estudios clínicos Right Diagnosis.

Ante esta problemática, Kaloni, empresa especializada en salud integral y soluciones para la caída del cabello, dio un giro en este campo al presentar el primer robot auxiliar para realizar trasplante de cabello.

Con una inversión de 5.5 millones de pesos , “KALONI-K”, un robot construido por Artas Restoration Robotics, es un dispositivo médico de alta ingeniería que asiste a los médicos en la extracción de cabello para realizar el microinjerto.

Utilizando imágenes digitales de alta definición, el brazo robótico hace un mapa del cuero cabelludo trazando sus agrupaciones naturales y analiza cada unidad folicular.

La precisión del robot hace que la extracción de las unidades foliculares sea un procedimiento que no ocasiona dolor al paciente y que además incrementa la precisión y la velocidad con la que los médicos pueden realizar este tipo de cirugías.

Adicionalmente el robot cuenta con un sistema de monitoreo que detecta los movimientos de la cabeza del paciente y se adapta a como este y en caso de algún movimiento inesperado retirarse cuidadosamente.

La misión de Kaloni es ofrecer las mejores soluciones y alternativas a todos nuestros pacientes y ahora que incorporamos esta nueva tecnología, que si bien no remplaza la labor medica, si nos coloca a la vanguardia en la restauración de cabello”, resaltó Ariel Díaz Ramírez, CEO y fundador de Kaloni.

De acuerdo con la empresa, el procedimiento de microinjerto capilar que ofrece es uno de los más avanzados y efectivos en el mercado, además, es mínimamente invasivo y tiene una duración promedio de 4 horas.

Kalonia además incorpora a su técnica una cámara hiperbárica que utiliza oxígeno a una presión por encima de la atmosférica, lo que contribuye a obtener resultados más efectivos.

Al contar con tecnologías tan avanzadas, Kaloni puede tratar todo tipo de casos y brindar excelentes resultados, porque lo que nosotros buscamos es generar bienestar en el paciente y ya no solo es un tema estético, si no también reconstructivo porque también atendemos a gente que paso por algún tratamiento de cáncer”, destacó Ariel .

Los precios del tratamiento varían dependiendo del padecimiento del paciente, un costo promedio sería de 60 mil pesos, pero de acuerdo con el directivo todos sus procedimientos “son muy accesibles y cuentan con diferentes formas de pago”.

De acuerdo con Díaz Ramírez las personas con este problema gastan alrededor de esos 60 mil pesos al año en productos “milagro” para evitar la caída del cabello, con pocos o nulos resultados.

Kaloni está cambiando vidas y estamos convencidos de que el proceso que se vive con nosotros es el correcto, nosotros no buscamos ganar clientes, nosotros ganamos amigos”, finalizó.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube