Ver ediciones digitales
Compartir

Economía y Negocios

La logística en tiempos de la 4T

Por: Colaborador 21 Mar 2019

Particularmente entre las Pymes no se ve la logística como un motor de competitividad, sino como un gasto José Ambe, director general de Logística de […]


La logística en tiempos de la 4T
PUBLICIDAD

Particularmente entre las Pymes no se ve la logística como un motor de competitividad, sino como un gasto

José Ambe, director general de Logística de México y vicepresidente de comercio exterior y logística de la American Chamber of Commerce of Mexico (Amcham).

El desabasto de gasolina de fechas recientes puso a prueba la paciencia, tanto de la población que apoya las medidas del gobierno, como de aquellos que tienen una opinión distinta a la llamada cuarta transformación.

Las organizaciones mejor preparadas activaron su Plan de Recuperación de Desastres (DRP), el cual permitió reducir los efectos de la crisis: blindaron sus inventarios e incluso accionaron su canal de proveedores sustitutos para asegurar la continuidad de sus operaciones.

Durante las compras de pánico de combustible, las empresas que dentro de su logística también consideran el omnicanal como factor estratégico se dieron a la tarea de enviar promociones, ofrecer descuentos y enviar a domicilio los productos, es decir, aprovecharon el momento.

Pero ¿Qué pasó con las compañías no capacitadas para dar respuesta a esta situación exógena? Improvisaron en el camino, pararon operaciones e incluso dejaron de entregar sus productos, lo que causó un impacto directo en su competitividad.

Este último fenómeno es común en la mayoría de las empresas en México, particularmente entre las Pymes, porque no ven la logística como un motor de competitividad, sino como un gasto.

¿Qué tan valorada está la logística en México?

De acuerdo con los resultados del estudio “La Cadena de Suministro como Motor de la Competitividad”, realizado por EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, GS1 y Logística de México, el 59% de las 50 empresas encuestadas no considera necesarias las expectativas de los clientes en el diseño de sus operaciones logísticas.

Se encontraron, además, diferencias relevantes entre las organizaciones grandes y las Pymes, pues éstas últimas aunque son las menos inmersas en el tema de la logística, son también las empresas de mayor peso en nuestro país.

El Índice de Rendimiento Logístico 2018 del Banco Mundial, establece que la logística comprende una red de servicios que soporta el movimiento físico de bienes dentro y fuera de las fronteras con un valor estimado a los 4.3 billones de dólares.

Dicho índice compara el desempeño de 160 países, en donde México ocupa la posición 53, dejando abajo a Brasil y a Argentina. Esto confirma que estamos preparados para aprovechar la infraestructura logística del país para mejorar el desempeño de las empresas.

Alemania, Suecia y Bélgica son quienes ocupan los primeros tres lugares en el Índice de Rendimiento Logístico 2018, respectivamente. La cultura logística en nuestro país está en pleno crecimiento, con la expectativa de que escale a una mejor posición, y el uso de la tecnología es una pieza clave para lograrlo.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?