EL LADO B: Juan Pablo Ortega, cofundador de Rappi

0

Nada es imposible y no hay límites, todo es posible, lo único imposible está en la cabeza

El cofundador de la aplicación de comida a domicilio, Rappi, Juan Pablo Ortega, nació en  Colombia, se crió en Estados Unidos y se mudó hace cuatro años a la Ciudad de México para fundar Rappi aquí mismo. A pesar de esta multiculturalidad, Ortega afirma que a veces le hace falta la comida colmbiana.

En entrevista exclusiva para Mundo Ejecutivo, el cofundador cuenta que, además de disfrutar andar en bicicleta “con mucha música”, le gusta la diversidad de esta región: “No sé, me gusta la diversidad, hay mucha diversidad, hay mucho para hacer y es un buen lugar para emprender”.

Sin embargo, por más facilidades que el país le otorgara a Ortega, Felipe Villamarin, Sebastián Mejía y Simón Borrero, fundadores y CEO de la compañía, Juan Pablo explica que su principal reto fue unir a repartidores, usuarios y proveedores en la fórmula perfecta.

El cofundador comenta:

“Yo creo que algo que nos ayudó mucho a crecer es encontrar qué es lo que el usuario necesita, desde productos como Rappi Cash, que te llevamos efectivo a domicilio, hasta producto más conocidos como Rappi Favor, que te manda básicamente lo que necesites; nos ayudaron a encontrar este market fit que nos ayudó a que pudiéramos crecer en nuestros tres tipos de usuarios”.

 

Así, Ortega siente que su vida y su trabajo se han hecho uno con el objetivo de ayudar a la gente: “…tu vida personal se empieza a mezclar y estamos 12 horas al día en la oficina, lunes a domingo, y se empieza a convertir tu vida, y cómo defines esa línea se empieza a volver complicado, porque pues tu prioridad número uno es ayudar a la gente”.

Al final, Juan Pablo Ortega se siente orgulloso de pertenecer a uno de los primeros unicornios en Latinoamérica, pues han demostrado que los unicornios no son exclusivos de otras regiones ajenas a la nuestra.

Hemos demostrado que los unicornios no solamente son de Estados Unidos, que también en Latinoamérica tenemos empresas que pueden ser unicornios y pueden ser más grandes que las empresas americanas”, dijo el cofundador, y agregó que es bastante gratificante  porque esto abre la puerta al emprendimiento de empresas grandes.