¿Cuál es la diferencia entre desaceleración y recesión?

4

La SHCP afirmó que en el país hay desaceleración económica y no una recesión ¿Sabes cuáles son las diferencias?

México se encuentra en un momento clave de su economía. Recientemente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) afirmó que el país no se encuentra cerca de una recesión técnica, como  pronosticó el Banco de México y el Bank of America Merrill Lynch.

►TE PUEDE INTERESAR► BANXICO Y BOFA ADVIERTEN POSIBLE RECESIÓN TÉCNICA

Sin embargo, el titular de la dependencia, Arturo Herrera aseguró que sí existe una desaceleración. Mientras unos analistas señalan que hay recesión, el gobierno afirma que es una desaceleración, pero, ¿cuál es la diferencia?

La deseceleración se refiere a una disminución en el crecimiento de un país. Este término comienza a notarse en los gobiernos al momento de comparar los resultados con el periodo anterior. Sin embargo, no necesariamente indica que haya resultados negativos.

Por otro lado, una recesión es una disminución o pérdida generalizada de la actividad económica de un país durante cierto periodo de tiempo. Esta es más visible cuando el Producto Interno Bruto (PIB) decrece durante dos trimestres consecutivos.

¿Cómo notar la desaceleración?

La desaceleración pueden ser un primer paso a otros fenómenos como: recesión, crisis o depresión económica, sin embargo no siempre sucede. Esta puede notarse con ciertos indicadores como la tasa de desempleo y las importaciones de un país.

Otros indicadores que también pueden predecir una aceleración y una desaceleración, es la afiliación al Seguro Social, el crecimiento de la inflación y las exportaciones.

Al igual que la recesión, se puede identificar que hay una desaceleración al observar el comportamiento del PIB. Si hay un PIB positivo quiere decir que la economía va en crecimiento mientras que uno negativo muestra que no existe un aumento.

¿Cómo se presenta la recesión?

La recesión puede notarse cuando se registra una disminución en ciertos indicadores macroeconómicos como: empleo, consumo interno, nivel de producción y de precios, capacidad de pago y agentes económicos.

Por otro lado, la inflación generalmente baja durante los periodos de recesión, pues al descender la demanda de materias primas sus precios caen. Por su parte, los salarios y los precios industriales tienen menos tendencia a bajar pero suben menos durante las recesiones.

Si la recesión aparece de manera abrupta, se habla de una crisis económica y si la recesión es seria, podría decirse que existe una depresión.

Entre las causas de una recesión está la disminución del consumo por escasez de demanda, por ejemplo, cuando hay preocupación por el futuro. También la sobreproducción, la corrupción política y económica y la carencia de innovación.