66% de las empresas familiares crecieron en 2019: KPMG

0

El 88% de las empresas familiares consideran que mantener el control de la compañía es la clave de su éxito. El 69% sobrevive de autofinanciamiento  

El 66% de las empresas familiares en México lograron un crecimiento en sus ingresos durante el presente año, reveló la firma KPMG en México en los resultados de su estudio “Empresas Familiares en México. Tiempo de sucesión en un escenario disruptivo”.

La encuesta contó con la participación de propietarios (33%), directores (33%), miembros del Consejo (16%), presidentes (8%) y subdirectores (6%) de compañías nacionales.  Los encuestados son participantes de diversos sectores y el 36% se concentran en la Ciudad de México y el 56% sólo realiza transacciones en territorio nacional.

“Hoy en día, las empresas familiares tienen un papel relevante dentro de la economía del país, y es por ello que se vuelve importante conocer cuáles son los desafíos que están enfrentando”, dijo Jesús Luna, Socio Líder de Asesoría en Auditoría Interna, Riesgo, y Cumplimiento de KPMG en México.

Aún quedan cosas por hacer

Durante conferencia de medios, Jesús Luna destacó que aún son muchas las áreas de oportunidad con las que cuentan las empresas familiares.

El principal factor que representa un problema para los negocios es que no cuenta con una estrategia de negocios clara y bien definida. A través de su estudio, la KPMG encontró que, aunque el 92% de los empresarios reconocen un gran valor en esta área; sólo el 34% cuenta con ella.

Otro de los aspectos en los cuales las empresas familiares se encuentran rezagadas es en el plan de sucesión, ya que no es considerado un factor relevante en el desarrollo de la empresa, sólo el 37% se encuentra preparado. El especialista Jesús Luna detalló que, aunque parezca insignificante, no tener listo a alguien para encargarse de la empresa podría generar cambios notables, sobre todo porque se genera incertidumbre.

Asimismo, consideró que, aunque para el 88% de los encuestados el factor más importante de su éxito es el mantener el control de su empresa, esto podría ser contraproducente para la compañía.

Los dos aspectos que considera más relevantes son la inversión, la cual, al no querer abrirla a instituciones como la Bolsa de Valores, lo deben hacer en forma de autofinanciamiento o mediante préstamos en bancos.

El segundo se encuentra relacionado con la dirigencia de la compañía. Jesús Luna destaca que el nombramiento de un director o CEO externo ayuda a evitar disputas familiares.

“El tema del equilibrio de las necesidades de la familia con el negocio, siempre es un dolor de cabeza”.