Así evaluó la Coparmex el 1º año de Gobierno de AMLO

0

Estos son los aspectos más importantes del balance realizado por la Coparmex sobre el 1º año de Gobierno de AMLO  

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), bajo el liderazgo de Gustavo de Hoyos calificó como negativo que la economía tenga un crecimiento nulo por factores internos, como: caída en la inversión, deterioro de la construcción, estancamiento del consumo y un subejercicio del gasto público.

En el marco del primer año de Gobierno, el organismo empresarial realizó una evaluación general sobre siete demandas planteadas antes de las elecciones: economía y mejores empleos; finanzas sanas y competitividad fiscal; seguridad; estado de Derecho, combate a la corrupción y la impunidad; educación de calidad e innovación; y desarrollo regional sostenible; salud y un México incluyente.

“Los supuestos macroeconómicos se han mantenido con fundamentales correctos. Pero un pronóstico realista no puede dejar de advertir que en el horizonte se perfilan tiempos nublados”, escribió Gustavo de Hoyos en una columna de opinión para un periódico de circulación nacional.

Por otra parte, el organismo respaldó la presentación del acuerdo de infraestructura de la mano de la Iniciativa Privada (IP), que considera una inversión de 859 mil millones de pesos.

En tanto, en materia de seguridad, la Coparmex dijo que es positivo la conformación de la Guardia Nacional y la actuación contra bandas criminales dedicadas al robo de combustible, pero consideró negativo que la estrategia de seguridad es prácticamente nula, además que las acciones han sido insuficientes.

A través de un comunicado, el organismo resaltó:

“En lo fundamental, nuestro sistema económico no ha sido afectado. Conservamos la estructura tripartita de gobierno”.

Un balance negativo

A un año del Gobierno federal, la Coparmex consideró positivo que se haya dado continuidad a los acuerdos de libre comercio con otros países, así como el incremento al salario mínimo.

También dijo que es positivo que haya finanzas públicas sanas, una baja inflación y estabilidad del tipo de cambio, además del combate contra la venta de facturas falsas emprendida por esta administración.

Cuestionó la falta de recursos a la banca de desarrollo para ayudar en la reactivación económica nacional; la desaparición del Inadem y falta de mecanismos financieros disponibles a las empresas y la eliminación de las Zonas Económicas Especiales.

Asimismo, la eliminación de la compensación universal, el “terrorismo fiscal” contra empresarios y la aprobación de la Ley de Extinción de Dominio.

Finalmente, el organismo también está en desacuerdo con el Presupuesto de Egresos que prioriza “proyectos con tintes clientelares”, que afecta programas que han sido exitosos, y que debilita a los organismos autónomos.