Beneficios fiscales a favor de la inclusión

0

SAT ofrece un beneficio fiscal a los contribuyentes que contraten a personas con discapacidad o adultos mayores

Como parte del programa de estímulos fiscales del Servicio de Administración Tributaria (SAT), los contribuyentes podrán deducir de los ingresos acumulables un monto adicional equivalente al 25% del salario pagado a las personas con alguna discapacidad o adultos mayores.

Con esta modificación se sustituirá el estímulo fiscal que actualmente prevé la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), de un monto equivalente al 100 por ciento del ISR de estos trabajadores retenido y enterado, por el de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF).

Esto se debe a que la deducción de 25% del salario es, en la mayoría de los casos, superior a la deducción del 100 por ciento del ISR.

El beneficio aplica al emplear a personas con discapacidad motriz, mental, auditiva o de lenguaje, en un 80% o más, y a invidentes en el país.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay 7 millones 700 mil personas con alguna discapacidad, de las cuales un millón 200 mil son menores de edad, de acuerdo con el