Lo que nadie te dice del financiamiento para Pymes

0

El bootstrapping, seed funding y traditional lenders son algunas de las formas de financiamiento. Conoce sus pros y sus contras para elegir la mejor 

La forma en cómo ha evolucionado el ecosistema emprendedor permite que hoy puedas mapear tanto las etapas de maduración de las startups, como las diferentes fuentes de financiamiento a las que pueden tener acceso.

Existen diversas fuentes, sólo que debes tener claridad con qué vas a comprometerte y bajo qué condiciones lo estás haciendo. A continuación G2 Consultores te presenta los escenarios a los que podrías enfrentarte:

Bootstrapping

En esta etapa el emprendedor por lo general se lanza con los medios que tiene a su alcance; sugerimos usar tus ahorros para levantar la compañía de cero. En este proceso, el bootstrapping es el mecanismo más eficiente de capital, porque estás poniendo tu tiempo, dinero y esfuerzo por hacer que la compañía valga algo.

Mientras más puedas incrementar el valor de la startup a través de tus propios recursos, el dinero que necesites de terceras personas va a representar menos porcentaje. Es decir, a la larga vas a tener una menor dilución vs. un mayor porcentaje de tu propia empresa.

¿Hasta dónde se recomienda el bootstrapping? Hasta donde no te pongas en riesgo, ya que sacrifica tus intereses.

Seed funding

Empieza con el círculo cercano del emprendedor, amigos o familia. Como dato, el 40% de las startups recurre a la familia y amigos. De forma general, son personas que deciden invertir parte de su patrimonio en otras iniciativas emprendedoras.

Por su parte, las startups que reciben capital semilla suelen hacerlo en sus primeras etapas; el modelo de negocio puede o no, tener mucha claridad y puede o no generar ingresos, es por esta razón que el riesgo asociado es elevado.

Debes de tener mucho cuidado en esta etapa, ya que si tu inversionista es un familiar o un amigo, estos no suelen ser los mejores invirtiendo.

Traditional lenders

Se refiere a los préstamos personales que podemos hacer en entidades como las bancarias, no hay mucho que descubrir sobre este tipo de préstamos; sin embargo, te sugerimos tomar precauciones.

Los bancos son prestamistas, no inversionistas. Además, recuerda que buscan tener garantías, por lo que esperan que tu empresa esté bien establecida y que muestres un historial crediticio para que puedan confiar en tu capacidad para generar pagos.

Las historias de éxito de los unicornios (empresa valuadas en 1 billón de dólares), y la capacidad de retornar múltiplos X, se han convertido en un importante motor para la atracción de capital de otras startups. Un dato interesante es que durante 2018, las inversiones de capital de riesgo generaron 207 mil millones de pesos.

Conclusión

Si eres una startup y estás buscando levantamiento de capital, recuerda tener una estrategia de financiamiento y piensa siempre en tus objetivos a corto y mediano plazo, cuánto dinero requieres y el tipo de financiamiento que necesitas, así como sus pros y contras.

Finalmente, si eliges una ruta incorrecta, puedes condenar a tu empresa antes de que tenga una oportunidad para despegar.