Remesas en México podrían caer 17% en 2020: BBVA México

0

BBVA México estimó que podrían pasar más 10 años para que el flujo de remesas se recupere.

BBVA México estimó una caída en la remesas del 17% durante 2020 con lo que se ubicarían en un monto cercano a los 29 mil 900 millones de dólares. En ese sentido, también pronosticó una contracción de más del 21% entre 2020 y 2021.

De acuerdo con un análisis por parte del Observatorio de Migración de la institución financiera, aún es difícil estimar el impacto que tendrá la crisis sanitaria del Covid-19 en el sector de las remesas.

Sin embargo, durante la recesión financiera de 2008-09, el flujo de remesas de Estados Unidos a México registró nueve trimestres consecutivos con caídas en términos anuales. Durante ese periodo, el flujo acumulado a 12 meses de las remesas presentó una contracción de 20.8% al pasar de 26 mil 059 millones de dólares en diciembre 2007 a 20 mil 640 mdd en marzo 2010.

En 2019, el flujo de remesas a México se estimó en 36 mil 046 mdd. Si el impacto económico en Estados Unidos es mayor que la crisis del 2008-09, BBVA México estimó que podrían pasar más 10 años para que el flujo de remesas se recupere. Es decir, en 2028, se estimaría un flujo anual superior a los 36 mil millones de dólares.

¿Qué factores provocarían que el tiempo de recuperación sea menor?

De acuerdo con el análisis, entre los factores que podrían ayudar a la recuperación de las remesas es si el sector de construcción en Estados Unidos es el que tenga menos afectaciones que el de servicios. Se estima que el 19.8% de los migrantes mexicanos declaró en 2019 que laboraba en el sector de la construcción. Además, se cree que será el sector de servicios será el más afectado en comparación con el de la construcción y el agrícola.

Por otro lado, la proporción de migrantes mexicanos no documentados ha presentado una disminución en la última década. En 2008 había 6.3 millones de mexicanos no documentados en EU mientras que en 2017 se calculó un total de 4.9 millones, lo cual equivale al 41% y el 59% restante tienen ciudadanía, residencia o alguna otra documentación. Ello significa que los mexicanos podrían tener empleos de mayor calidad y remuneración

Asimismo, el dinamismo de las remesas ha logrado que éstas crezcan a una tasa promedio del 10% desde 2017 hasta 2019. Si la actividad económica y el empleo en EU logran entre 2022 y 2024 un dinamismo similar, las remesas llegarían a su máximo histórico e 2024, es decir, en cinco años.

Si bien la crisis económica podría ser más aguda que la de hace 12 años, su recuperación podría ser más rápida.

Finalmente, BBVA México señaló que las entidades más afectadas por la disminución en el flujo de remesas serían en los que éstas representan una mayor proporción de su Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con el Anuario de Migración y Remesas de México. Estos estados serían Michoacán, Oaxaca y Zacatecas, pues las remesas representaron en cada uno de ellos 10% de su PIB.