Ver ediciones digitales
Compartir

Ciberseguridad

Servicios financieros en tiempos de coronavirus

Por: Colaborador 22 Abr 2020

Así han cambiado los servicios financieros debido a la contingencia sanitaria Romina GuevaraDirectora de la Vertical Servicios Financieros de SONDA en México La crisis sanitaria […]


Servicios financieros en tiempos de coronavirus
PUBLICIDAD

Así han cambiado los servicios financieros debido a la contingencia sanitaria

Romina Guevara
Directora de la Vertical Servicios Financieros de SONDA en México

La crisis sanitaria le ha dado un giro de 180º a nuestra forma de vida en todos los aspectos; incluso ha cambiado la manera en la que nos relacionamos con la banca y en la que manejamos nuestras finanzas.

Romina Guevara, directora de la Vertical Servicios Financieros de SONDA en México.

La evolución de la banca hacia un mundo digital era un proceso que ya estaba en marcha, aun antes de esta crisis, sin embargo, el proceso que en un principio fue lento, avanzó a pasos agigantados en las últimas semanas.

La pandemia ha acelerado la adopción de los canales digitales bancarios; ya que los clientes buscan la manera de seguir realizando sus pagos y de tener acceso a sus productos sin necesidad de salir de casa y ponerse en riesgo.

No hay mejor manera de acelerar la adopción, que cerrar sucursales y mantener a la gente en sus casas. Los canales digitales dejaron de ser canales complementarios y opcionales para convertirse en la única opción para una gran cantidad de clientes.

Banca digital, el protagonista

La banca digital ha asumido un papel protagónico en las últimas semanas, pues ha permitido que el capital siga en movimiento sin que la gente tenga que acudir a las sucursales físicas; y lo ha hecho a través de pagos de servicios, transferencias, comercio electrónico y pagos móviles.

Tecnologías como la firma electrónica, las videollamadas y las herramientas de verificación de identidad biométrica han facilitado el desarrollo de funcionalidades que permiten a los usuarios realizar la apertura de cuentas de manera remota, solicitar un crédito y enviar remesas en cuestión de minutos.

Los servicios financieros son un pilar fundamental para la sociedad, por lo tanto, aquellos que logren poner a disposición de los usuarios la mayor oferta de productos y servicios en sus canales digitales en el menor tiempo posible serán sin duda los grandes ganadores.

Al igual que el uso de canales digitales, también se ha incrementado la demanda de atención remota, tanto de usuarios internos como de clientes, por lo que las empresas del sector financiero se han visto en la necesidad de robustecer las áreas de servicio al cliente tanto por teléfono, correo electrónico, videollamadas; algunos han incursionado en la atención vía chatbots o whatsapp.

En otros países las compañías aseguradoras han ido todavía más allá y están utilizando la tecnología de blockchain para pagar siniestros sin importar en qué parte del mundo se encuentre el asegurado, permitiéndoles enviar facturas y recetas digitalmente.

El incremento de usuarios y de transacciones digitales pone a los bancos en una situación crítica pues deben mantener en rangos óptimos tanto los niveles de servicio como los estándares de seguridad.

Covid-19 pone a prueba a los bancos

Deben garantizar que cuentan con la capacidad en su arquitectura para soportar un enrolamiento masivo de usuarios a la banca en línea y un incremento en la actividad en general. El Covid-19 ha puesto a prueba la infraestructura y las habilidades de digitalización, no solo de los bancos, sino también de las compañías de seguros y de las fintech.

Las empresas, incluso algunas de las más tradicionales, se han visto obligadas a establecer políticas de trabajo remoto para mantener sus operaciones durante la crisis sanitaria. El número de personas trabajando remotamente ha incrementado los riesgos de ataques cibernéticos, los que no son solo para los usuarios que realizan transacciones financieras de manera remota, sino también para los empleados bancarios que se conectan desde casa, ya que esta conexión remota equivale a un potencial punto de entrada para atacantes que continuamente están buscando cómo obtener beneficios personales.

Recientemente se han reportado ataques de phishing aprovechándose del miedo que genera el virus; los criminales han lanzado mensajes apócrifos con el tema del coronavirus utilizando remitentes que no generan sospechas como la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En estos momentos, un ataque cibernético que detuviera el acceso a los servicios bancarios en línea o que despojara a las familias de sus recursos cuando más lo necesitan podría ser devastador. La banca, y en general los servicios financieros, no pueden parar y la tecnología es la aliada perfecta para que puedan enfrentar los retos y las oportunidades que en este momento se presentan.

Proteger al usuario es prioritario

La banca deberá implementar medidas de seguridad para proteger al usuario, a través de contraseñas, medidas biométricas como el reconocimiento de voz, reconocimiento facial o las huellas dactilares, tecnologías de ciberseguridad adecuadas e incluso mediante la detección de anomalías térmicas en las personas con la intención de identificar riesgos potenciales.

Ahora más que nunca es fundamental que todas las empresas del sector financiero trabajen hombro a hombro con las empresas de tecnología para encontrar y desarrollar soluciones ágiles e innovadoras.

La creación de la Unidad de Negocio de Servicios Financieros en la multinacional de servicios de TI más grande de América Latina, SONDA, obedece precisamente a la necesidad del sector financiero de tecnologías disruptivas, consultoría y recursos especializados que los apoyen en su proceso de transformación y en la personalización de sus productos y servicios orientados a mejorar la experiencia de sus clientes.

LEE MÁS CONTENIDO
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?