Urge homologación de cadenas de valor: AmCham de México

0

Especialistas dialogan sobre el futuro del comercio exterior en México, una vez concluída la pandemia

El presidente de la American Chamber of Commerce (AmCham) de México, Jorge Torres consideró que la homologación de las cadenas de valor entre los países de América del Norte es fundamental para que las empresas proveedoras de México no pierdan su lugar en las cadenas de valor regionales.

En el marco de su participación en la mesa 11 de la Conferencia Nacional para la Recuperación Económica convocada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Torres también dijo que “el impacto del Covid-19 ha sido muy complicado y traerá́ efectos profundos para la economía”.

Mantener las puertas abiertas

Por su parte, el director general del Instituto Mexicano de Competitividad (Imco), Manuel Molano, afirmó que si los países deciden cerrar sus economías mediante políticas proteccionistas, nos encaminaremos a una situación parecida a la de 1930 cuando Estados Unidos promulgó la Ley Smooth Holly que intentaba estimular la economía doméstica para superar la crisis de la Gran Depresión, aunque en realidad hizo lo contrario.

Además, dijo México tiene una cadena de valor muy integrada con sus socios comerciales. Es necesario implementar políticas de espejo con Estados Unidos a fin de propiciar la apertura económica.

“La política de sustitución de importaciones tiene que cesar, ya que se corre el riesgo de no poder producir insumos fundamentales para la economía”, dijo.

Vulnerabilidad entre países

Asimismo, Martha Bárcena, embajadora de México en los Estados Unidos dio a conocer una serie de acciones que ha implementado la embajada, por ejemplo: coordinación con la red de 50 consulados y la cancillería para detectar problemáticas a nivel federal y local de la población mexicana y la vulnerabilidad de los indocumentados.

Además, la embajada trabaja con autoridades, agencias federales y locales de Estados Unidos, para monitorear identificar y resolver retos concretos en el comercio fronterizo, y sobre todo a partir de la decisión de cerrarlo a tráfico no esencial, adquisición de equipo médico, la preservación de las cadenas de valor y la repatriación de mexicanos en terceros países.

Y finalmente, comunicación constante con el Congreso para intercambiar información e identificar prioridades y puntos de coincidencia y diálogo constante con empresas y asociaciones empresariales.