¿Cuánto han gastado los países para combatir Covid-19?

0

Estados Unidos, Japón y Brasil son algunos países que han aportado más para combatir el Covid-19

La crisis por el Covid-19 ha traído consigo repercusiones económicas en los países. El impacto será fuerte, pues de acuerdo con la calificadora Fitch Ratings, se estima una contracción de 3.9% en el Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

Ante esta situación, en marzo el Fondo Monetario Internacional (FMI) de la mano con el Banco Mundial, pidieron a los acreedores bilaterales oficiales una concesión de los pagos de deuda a los países más pobres. Ésto con el fin de brindarles apoyo financiero adicional y ayudarles a responder ante la pandemia.

Sin embargo, muchos de ellos ya tienen consecuencias palpables. En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que en abril se perdieron más de 500 mil empleos. Estados Unidos reportó el 14 de mayo un total de 36 millones de personas sin trabajo. En España, la crisis ha destruido más de 285 mil empleos.

Ante esta situación, los países han aplicado medidas fiscales para paliar los efectos que tiene y tendrá en sus respectivas naciones. De acuerdo con el FMI, estas son algunos países y sus medidas:

Alemania

El gobierno federal adoptó un presupuesto suplementario de 156 mil millones de euros, es decir, 4.9% del PIB del país. Este incluye un gasto en equipo médico, capacidad hospitalaria y el desarrollo de una vacuna. También un mayor acceso a subsidio de trabajo a corto plazo y 50 mil millones de euros en subsidios para Pequeñas y medianas empresas (Pymes) gravemente impactadas.

Además, anunció la ampliación en el volumen y acceso a garantías públicas para empresas de diferentes tamaños y aseguradoras de crédito a través del nuevo fondo y el banco de desarrollo público.

Estados Unidos

Actualmente el país es considerado como el nuevo epicentro mundial de la pandemia. Su aportación para combatir la crisis es de 2,3 billones de dólares, el 11% del PIB por el Coronavirus Aid, Relief and Economy Security Act (CARES Act). Éste incluye el reembolso de impuestos únicos a individuos, la ampliación de los beneficios por desempleo, una red de seguridad para los más vulnerables, evitar la bancarrota corporativa, préstamos y garantías perdonables a Pymes, presupuesto para transferencias a gobiernos estatales y locales, entre otras más.

En tanto otros planes adoptados son el Coronavirus Preparedness and Response Supplemental Appropriations Act por 83 mil millones de dólares y el Families First Coronavirus Response Act por 192 mil millones de dólares. Entre los dos aportan 1% del PIB.

España

Es uno de los países más afectados por el Covid-19. Las medidas económicas implementadas por el gobierno son por 35 mil millones de euros, 3% del PIB. Dentro del presupuesto está un apoyo de 1,4 mil millones de euros al Ministerio de Salud, transferencia anticipada a las regiones para los servicios de salud en las zonas (2,8 mde); financiamiento para la investigación relacionada con medicamentos y vacunas del Covid-19 (46 mde), derecho a la prestación por desempleo para quienes son despedidos bajo los Esquemas de Ajuste de Empleo Temporal (ERTE) (17.8 mde).

Además, en las medidas económicas se toma en cuenta a los trabajadores freelance, temporales, a quienes fueron despedidos en su periodo de prueba laboral, programas de asistencia a inquilinos vulnerables, el aplazamiento de pago de impuestos a Pymes durante seis meses, reducción del IVA digital, mayor flexibilidad para que los trabajadores accedan a su plan de pensiones, entre otras más.

Japón

En abril, el país adoptó el Paquete Económico de Emergencia contra Covid-19 de 117.1 billones de yenes (21.1% del PIB de 2019). En esta cifra se incluye el desarrollo de medidas preventivas contra la propagación de la infección; la protección del empleo y las empresas (16% del PIB de 2019); recuperación de actividades económicas después de la cuarentena; reconstruir una estructura económica resistente y mejorar la preparación para el futuro.

En sus medidas también está la entrega en efectivo a las empresas individuales y afectadas, el aplazamiento de pagos de impuestos y las contribuciones a la seguridad social, así como préstamos en condiciones favorables de las instituciones financieras públicas y privadas.

China

El país le ha destinado un total de 2.6 billones de renminbi (2.5% del PIB) a las medidas fiscales y de financiamiento, de las cuales el 1.2% del PIB ya se implementan.

Entre las medidas que han aplicado está el aumento del gasto en prevención y control de epidemias; producción de equipo médico; desembolso acelerado del seguro de desempleo y su extensión a trabajadores migrantes; degravación fiscal exención de contribuciones a la seguridad soscial.

México

El país creó un Fondo de Emergencia de Salud para solicitar recursos adicionales al Congreso que podrían alcanzar los 180 mil millones de pesos (0.7% del PIB). Si bien es uno de los países que menos ha aportado, el gobierno aseguró que estará al pendiente para que la Secretaría de Salud tenga los recursos suficientes para hacer frente a la pandemia.

Además, anunció pagos anticipados de pensiones para los adultos mayores, acelerar los procesos de licitación para gasto público, apoyo de liquidez por parte de bancos de desarrollo, préstamos a Pymes, entre otras medidas más.

Brasil

Las medidas fiscales que ha implementado el país suman casi el 8% del PIB. Algunas de éstas son el apoyo temporal a los ingresos de los hogares vulnerables, apoyo laboral, impuestos más bajos y gravámenes a la importación de suministros médicos esenciales.

Además, se anunció la asistencia financiera a los estados y municipios, con una suspensión temporal de los pagos de la deuda. Los bancos públicos también ampliaron las líneas de crédito para empresas y hogares mientras que el gobierno cubrirá un 0.5% de la línea de crédito del PIB para los costos de nómina.

Chile

En marzo, las autoridades anunciaron un paquete de medidas fiscales por 11.750 millones de dólares (4.7% del PIB), el cual se centra en el apoyo al empleo y liquidez de las empresas. Las iniciativas incluyen un gasto mayor en salud, más subsidios y prestaciones por desempleo, un conjunto de aplazamientos de impuestos y provisión de liquidez a las Pymes a través del banco del estado.

En abril, dieron a conocer otras medidas como el apoyo adicional a los trabajadores más vulnerables e independientes y un esquema de garantía de crédito.