Coparmex busca proteger empleo con Remedios solidarios

0

Para hacer frente al gasto, Coparmex propone adquirir deuda o bien reorientar el gasto, cancelando el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que preside Gustavo de Hoyos, solicitó al Gobierno federal implementar los remedios solidarios necesarios para enfrentar la pérdida de empleo, que ha traído como consecuencia la pandemia derivada del Covid-19.

A través de un comunicado detalló que, entre marzo y mayo, en México se han perdido más de 1 millón de empleos y más de 10 mil empresas formales han cerrado.

Es por ello, que el organismo empresarial impulsa la iniciativa Remedios solidarios, a través de la cual busca hacer frente a la crisis. Estos son los remedios que integran la propuesta y con los cuales se espera paliar el efecto negativo de la pandemia.

1.-Salario solidario

Se trata de una contribución del gobierno, patrón y trabajador, con el fin de evitar despidos ante el cierre de operaciones o caída de los ingresos que enfrentan las empresas con el Covid-19. Esta medida es una forma de subsidio al empleo, que ya se ha aplicado en 54 países, entre ellos, Chile, Argentina, Brasil y Uruguay. La implementación de dicha medida tendría un costo estimado de apenas el 0.7% del PIB mexicano.

2.-Seguro solidario

Este es un apoyo equivalente a un salario mínimo para los trabajadores formales que hayan perdido su empleo; vital para compensar los ingresos que han dejado de recibir quienes han perdido su empleo a causa del Covid-19.

3.-Bono solidario

Este es un incentivo a la contratación de empleo formal, con el fin de recuperar la pérdida de empleo registrada en los últimos meses. Se utiliza un esquema que incentiva la creación de empleos con salarios por encima del salario mínimo, con un tope de tres salarios mínimos de apoyo por parte del gobierno por trabajador.

Según difundió la Coparmex, los remedios mencionados tienen un costo aproximado de 1% del PIB, es decir cerca de 204 mil millones de pesos. Para financiarlo se propone la adquisición razonable de deuda pública.

De no optar por la adquisición de deuda, proponemos la reorientación del gasto público, por ejemplo, cancelando obras que hoy no son esenciales, como el Aeropuerto de Santa Lucía, la Refinería Dos Bocas y el Tren Maya, entre otras.

Finalmente, hasta hoy, el Gobierno federal sólo ha anunciado 0.10% del PIB en medidas fiscales directas para apoyar a empresas y trabajadores formales. Mientras que por sí solos, trabajadores y patrones aportan cerca de 7% del PIB por concepto de ISR al año.