Credit Suisse estima contracción de 9.5% en PIB de México

0

Credit Suisse señaló que si la contracción económica de México termina entre 9%-12%, ésto será irrelevante pues los efectos serán severos

La empresa de servicios financieros Credit Suisse aseguró que sostiene el pronóstico de la contracción en el Producto Interno Bruto (PIB) de México de -9.5% con una revisión a finales de julio.

De acuerdo con un análisis, la institución financiera señaló que si la contracción económica actual termina en -9%, -10% o 12%, ésto será irrelevante, pues los efectos serán muy severos ya se la contracción más pronunciada data de 1932.

“Mantenemos nuestra estimación de que la economía probablemente tocó fondo en el segundo trimestre, contrayéndose un 15% en términos secuenciales. Por las razones esbozadas anteriormente, proyectamos que la recuperación será muy gradual, tomando varios trimestres para alcanzar los niveles de producción previos a la pandemia”, estimó.

Por otro lado, Credit Suisse también afirmó que esperan más recortes por parte del Banco de México (Banxico) y la tasa de referencia quedaría entre el 4% y 4.5 por ciento, lo cual implica una posición expansiva, ya que estiman una inflación entre el 3.5% y 4 por ciento.

En ese sentido, afirmaron que el próximo recorte de 50 puntos base podría darse en la reunión de política monetaria del 13 de agosto y la tasa de referencia quedaría en 4.5 por ciento. Para la reunión del 24 de septiembre, pronostican tres opciones: un recorte de 25 puntos base, uno de 50 puntos base o ninguno.

Preocupación por inversión privada

Sin embargo, una de las preocupaciones de Credit Suisse es por las perspectivas a medio plazo, pues la falta de un modelo claro, las transferencias sociales, las obras públicas y el desdén a las instituciones, continuarán limitando la inversión privada y las perspectivas de crecimiento.

Asimismo, los expertos indicaron que el aumento de los casos de Covid-19 y las muertes afectarán el alcance de la recuperación económica en los próximos meses.

“Es poco probable que el gobierno cambie de opinión para participar en un estímulo fiscal significativo, dada la fuerte reticencia del presidente a incurrir en más deuda”.

Lo anterior provocará que los bancos, empresas y hogares sean muy cautelosos para prestar, contratar y gastar respectivamente hasta que exista evidencia de la contención del virus.

Finalmente, otro punto importante es la falta de conciliación entre el sector empresarial y el gobierno, pues han pasado varias semanas sin informes de reuniones de trabajo entre los líderes del sector empresarial y el mandatario  mexicano.

►TE PUEDE INTERESAR► BIO: NICHOLAS TROILLET, NUEVO CEO DE CREDIT SUISSE MÉXICO