Pymes podrían caer en informalidad

Debido a la caída que registran en sus ingresos desde hace un año, pymes de Puebla podrían caer en la informalidad o cerrar de manera permanente

A consecuencia del descenso en ventas a consecuencia de la crisis sanitaria por COVID-19, las pequeñas y medianas empresas (pymes) en Puebla, podrían verse obligadas a la informalidad, así como recurrir a despidos de trabajadores, así lo indicó el Grupo Financiero Ve por Más (BX+).

En este sentido, Alejandro Saldaña Brito, economista en jefe, mencionó que la entidad enfrenta dificultades a consecuencia de la pandemia, por lo cual es necesario que el gobierno estatal tenga una estrategia para apoyar a los pequeños negocios para evitar el cierre de los establecimientos de manera definitiva, así como los despidos masivos de personal, mejorando los créditos públicos.

De igual forma, señaló que para las pymes es difícil acceder a la banca comercial, debido a las bajas que registran en sus ingresos desde hace un año, situación que les ha permitido mantenerse al día.

“El panorama económico de la entidad es más complicado para los sectores servicios y comercio, a los cuales se prevé que lleve más de dos años recuperarse, debido a que dependen de la interacción personal, como son hoteles, restaurantes, organizadores de eventos, de actividades turísticas, entre otros, así como aquellos de actividades comerciales no esenciales, que se mueven en un entorno de riesgo”.

Pérdida de empleos

Asimismo, dijo que en este momento preocupan los problemas en proveeduría de insumos que ha bajado para las armadoras de vehículos instaladas en el país, lo cual es temporal y por lo mismo se han visto obligadas a paros técnicos, situación que continuará hasta junio.

“La agilización del programa de vacunación contra el COVID-19, tendrá un efecto en la recuperación económica sobre todo del sector servicios y comercios, ya que están funcionando con restricciones y eso influye en el consumo interno, lo que complica pensar en generar empleos”.

Finalmente mencionó que será inevitable el cierre permanente de algunos negocios, hasta que existan mejores condiciones en el país, lo que representa pérdidas de empleo.