¿Quieres ser parte de la nueva fuerza laboral móvil?

0

Mantener el flujo de información en una empresa es una necesidad y abarca más que la creación de conexiones para trabajadores móviles

Marcelo Szabo
Gerente de Tecnologías Emergentes de Ricoh América Latina

Trabajar mientras viajas o desde tu casa se ha convertido en una constante dentro de las empresas. Según un reciente informe, la fuerza laboral móvil global aumentará a casi 2 billones de personas en 2022, lo que representa 42.5% del rubro a nivel global.

En ese sentido, las estrategias de movilidad de las compañías deben tener en cuenta tres aspectos clave: disponibilidad, colaboración y seguridad.

Optimizando la información

Ya sea que se encuentren en la oficina o se conecten vía remota, los procesos empresariales deben facilitar las herramientas para que los empleados puedan usar su información crítica de forma rápida, fácil y cuando lo necesitan.

Los líderes deben contar con una mirada holística hacia los datos empresariales, analizar cómo se almacenan, en qué formato están, cómo se presentan al usuario, cómo los procesa y los procesaría.

Con esta comprensión, pueden concentrarse en implementar las estrategias que dan vida a esos procesos.

Además, tomando en cuenta que 80% de los mensajes que recibimos proviene del lenguaje corporal, si se utiliza la videollamada centramos la atención de los asistentes en la reunión y reducimos el multitasking.

Productividad de una forma segura

Por supuesto, cuanto más móvil es la información, más importante será protegerla y el acceso que tienen las personas. Pero ¿cómo pueden estar seguros de que los invitados no deseados no utilizan las mismas rutas que utilizan los colaboradores móviles para acceder a la información de la empresa?

Un dispositivo móvil personal se puede extraviar o puede ser robado. Y el personal de TI de las empresa no pueden monitorear y proteger las computadoras públicas en hoteles y bibliotecas.

Incluso una red privada virtual (VPN) y otras formas aparentemente seguras de los sistemas empresariales no son inmunes a los ataques.

Por ello, debido a la variedad de amenazas que existen, es necesario enseñarles a los usuarios a usar la conectividad remota de manera responsable, además de asegurarse de que los dispositivos móviles (tanto los que traen los suyos, como los proporcionados por la empresa) tengan protección antivirus actualizada.

Finalmente, mantener el flujo de información en toda la organización es una necesidad y abarca más que la creación de conexiones para trabajadores móviles.

Lo que se necesita es un diseño completo e inteligente de los procesos de información en toda la empresa, con una atención especial a la forma en que protege la información crítica en todos los entornos en los que ahora es libre de trabajar y vivir.