3 aspectos negativos de ser un emprendedor

0

Ser emprendedor ha hecho millonarios a muchas personas alrededor del mundo, pero no es todo es miel sobre hojuelas

Ser un empresario es difícil, se trabaja mucho aunque esa no es, necesariamente, la parte negativa. Cuando se empieza un negocio, hay que tomar en cuenta los desafíos a largo plazo que se tienen que soportar. Estos son tres aspectos negativos que hay que tomar en cuenta si se quiere emprender.

1. Se experimentan cambios de humor constantes

Iniciar una startup es como subirse a una montaña rusa. Un día se está de muy buen humor y, al siguiente, la depresión ataca. Por mucho que se quiera separar la vida personal de los negocios será casi imposible hacerlo; a diferencia de las personas que tienen un trabajo típico, quien abre una startup respira sólo por el éxito de su empresa. Al iniciar una empresa, ésta se convierte en su bebé y reaccionará de forma exagerada si algo le sucede.

2. Existirá preocupación por dinero todo el tiempo

El fundador es responsable por cada centavo que llega al negocio. Si se eleva el capital, se comienza a pensar en todos los accionistas que tiene la compañía. Se ve al dinero como un tanque de gas, si éste se vacía, se acabó la fiesta y la empresa va a la quiebra.

3. Los emprendedores son malos en las relaciones

Un emprendedor debe ser una persona valiente, pero debe ser más valiente quien quiera salir con uno. Muchas veces cancelan planes a última hora y existe la probabilidad de que viaje mucho, además un emprendedor tiene un millón de cosas en la mente y eso va a afectar su relación de pareja.

Artículo original.