Industria aeroespacial, oportunidad para emprendedores

0

Actualmente existen 25 empresas de origen mexicano en la industria aeroespacial del país, se pronostica que para el 2020 sean 75 firmas nacionales

Según pronósticos de Mexico’s Aerospace Summit 2014 (Cumbre Aeroespacial de México), para el 2020 habrán cerca de 75 empresas de origen mexicano en la industria aeroespacial del país, con lo cual se triplicaría el número.

En la actualidad existen alrededor de 25 entre las 300 empresas del sector aeroespacial de México, “el cual se espera congregue 450 compañías para el año 2020”, indicó Sergio L. Ornelas Ramírez, organizador de la cumbre.

Oportunidad para emprendedores

A diferencia de las industrias automotriz, electrónica y de exportación médica, en las cuales las empresas pequeñas y medianas nacionales han tenido tradicionalmente un pobre historial en formar parte de la cadena de suministro de fabricantes extranjeros, en la industria aeroespacial las cosas se ven diferentes hoy en día.

Temas como la calidad, el volumen y las restricciones financieras han impedido que la gran mayoría de los pequeños y medianos proveedores potenciales nacionales obtengan contratos en las industrias automotriz, electrónica y de exportación médica. En el caso de la industria aeroespacial la historia está siendo distinta.

Algunas de las pequeñas y medianas empresas nacionales del sector aeroespacial incluyen: Especialistas en Turbopartes, una empresa que fabrica los transportadores que son parte del desembarco de varios modelos de Boeing; Volare, una empresa de ingeniería que diseña y fabrica mobiliario para aviones de pasajeros; y Soisa Aerospace, un productor de fundas para asientos de avión que pretende hacer el 20% de todos los seat covers de los asientos de aviones en el mundo.

La naturaleza de la industria aeroespacial es una de las principales razones por las que es accesible para las empresas nacionales. La industria aeroespacial tiene una producción de bajo volumen/alta mezcla de productos (en los diseños personalizados son la regla y no la excepción) con frecuentes cambios de ingeniería y diseño en los productos.