¿Cuál es el costo de la alta rotación en las empresas?

0

Perder a un buen colaborador no solo puede afectar el crecimiento de tu negocio, sino también tus finanzas. Así puedes cuantificar las pérdidas

Carlos Rendón
Director general de Hola Staff

Hace un par de años los estudios indicaban que el índice de rotación laboral en México era de 16.76%, el más alto de América Latina, otros lo ubicaban en un promedio de 11.2%, una cifra que duplicaba el promedio. Las variaciones dependían de la industria.

En la actualidad, este sigue siendo un problema serio para las empresas, perder a un empleado puede salir muy caro debido a los costos directos e indirectos que ocasiona el proceso de reclutamiento, la contratación y la capacitación.

Lo más grave es que la rotación de perfiles operativos, como guardias de seguridad, ejecutivos telefónicos, meseros, cocineros o mucamas es uno de los mayores desafíos para muchas organizaciones a nivel nacional.

Pensemos en un mesero que entra a trabajar a un local, recibe la capacitación que requiere, uniforme, se hace todo el proceso administrativo, comienza a desempeñarse de manera ejemplar, pero poco después opta por dejar su empleo e irse al restaurante nuevo de la colonia porque ofrece más salario y ya no tendrá que salir de madrugada los fines de semana.

El dueño del local más pequeño perdió a un trabajador cuyo carisma podía aumentar las ventas, así como la inversión de tiempo y dinero para convertirlo en parte de su personal. Sustituirlo llevará tiempo y quizá genere pérdidas si la nueva persona no puede brindar un buen servicio en poco tiempo.

Ante este escenario podemos intuir el nivel de la merma económica de un trabajador que deserta o renuncia, pero ¿realmente a cuánto podría ascender? Para evitar hacer un cálculo subjetivo, la empresa de consultoría Deloitte, sugiere establecer categorizaciones del tipo de costos implicados en la rotación de personal, estos deberán dividirse en tres principales:

1.- Costo directo del reclutamiento.

2.- Costos por caída en la productividad.

3.- Reducción temporal del costo de mano de obra.

No olvides que, dentro de estos, uno de los rubros que impactan de manera directa es el costo de reemplazo.

Se gastará más dependiendo del nivel jerárquico de la vacante que se quiere volver a cubrir. Si se recluta por medio de un tercero, como un head hunter, ese servicio puede costar hasta dos o tres salarios del trabajador más el tiempo que tome capacitarlo y que aprenda a dominar sus actividades. Para recuperar esa inversión, la consultora calcula que pueden pasar de seis meses a un año.

Toma el lápiz y haz un ejercicio de prueba, no dejes esa cifra al aire. Convierte en número reales tus pérdidas para tener mayor conciencia de su alcance y, sobre todo, aprovecha las herramientas tecnológicas que te ayudan a evitarlas.