Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

Lilí Ledy, la fabrica que puso en alto al juguete mexicano a nivel mundial

Por: Armando Tovar 23 enero 2023
Compartir
Lilí Ledy, la fabrica que puso en alto al juguete mexicano a nivel mundial
LA EMPRESA QUE PUSO EN ALTO AL JUGUETE MEXICANO.

Lilí Ledy fue una fabrica de juguetes de origen mexicano que divirtió a toda una generación, con productos innovadores y de calidad.

¿Quién está pensando en tí? Lilí Ledy“. Si al leer el enunciado anterior se te ha inundado la cabeza de recuerdos, entonces seguramente fuiste parte de esa generación que vivió en carne propia el auge de la industria del juguete mexicano, en términos de calidad e innovación.

Durante más de tres décadas, existió una fabrica de juguetes en México que se enfocó en satisfacer la diversión de los más pequeños del hogar, al mismo tiempo de evidenciar el potencial de la industria nacional, en términos de autosuficiencia para la producción de artefactos del entretenimiento.

Lilí Ledy fue el nombre de la empresa fundada en los años 50 por José Ciklik Persky y Simón Sneider, quienes ubicaron su primer taller en Villalongin de la Colonia Cuauhtémoc, al centro de la Ciudad de México.

Profeco: Estos son los mejores juguetes del 2022

Este video te puede interesar

El crecimiento de la compañía pronto les permitió mudarse a una fabrica de Avenida 5, Naucalpan de Juárez, Estado de México y posteriormente a la avenida Sor Juana Inés de la Cruz, número 33, en Tlanepantla, donde llevaron a cabo operaciones hasta el cierre de la corporación en enero de 1985.

De acuerdo con testimonios recabados por ex trabajadores, el nombre de la compañía está inspirado por la película ‘Lilí‘ de 1953, del director Charles Walters, misma con la que los fundadores de la compañía tenían una fijación.

El complemento de ‘Ledy‘ hace referencia a la línea de juguetes de la marca dedica a los niños, pues en la empresa el enfoque de producción estaba dividido en oferta para el sexo femenino (Lilí) y para varones.

La firma destacó por la calidad y avance de sus productos, mismos que acompañaron a los pequeños de la época y que actualmente son objeto de codicia entre los coleccionistas más conocedores.

Reyes Magos: sigan estos 3 consejos para no gastar de más al comprar juguetes

Lilí Ledy, innovación y calidad en juguetes mexicanos de talla internacional

Por ejemplo, Lilí Ledy fue única empresa a nivel nacional en ofrecer una línea de juguetes de Star Wars o La Guerra de las Galaxias durante la década de los setenta, gracias a que obtuvieron la licencia estadounidense para producirlos en México.

También, la fabricante destacó porque logró una alianza con Mattel, quien había finalizado su contrato de comercialización en el mercado mexicano. Así, logró introducir su propia versión de Barbie, llamada Bárbara, modelo del cual también se lanzó la Señorita Lilí y Ricardo.

Otra de estas reediciones mexicanas fue la las figuras de G.I. Joe, producidas en Estados Unidos por Hasbro, pero que en México fueron llamados Hombres de Accion y Aventureros de Acción.

Dichos juguetes, de acuerdo con las declaraciones recuperadas de algunos propietarios, superaron incluso en calidad a la de sus versiones originales, lo que llevó a un siguiente nivel el reconocimiento de la marca.

En términos de innovación, Lilí Lady siempre será recordada por su Horno Mágico el cual, gracias al calor de un foco, permitía hornear pastelillos de harina Pronto.

De igual manera, destacaron las muñecas de mini-discos, las cuales emitían voces gracias a un sistema de voz en su espalda, mismo que también utilizaron las muñecas italianas Sebino en la década de los setenta.

Inegi: el valor de la producción generado por las empresas constructoras creció 2.5 %

Para los niños, se fabricaron autos que maniobraban por medio de un mecanismo de chicote y engranes, como el Thunderbird Ledy y el Batimóvil de Batman y Robin. Lo mismo que las autopistas eléctricas de transformador de corriente y las autopistas de función mecánica como las Selectrónica Carrera Panamericana y La Autopista 500 Millas.

El fin de una industria

A pesar de su reputación y de liderar la industria mexicana de juguetes, tras su adquisición por Grupo General Mill en 1975, 10 años después cesó la fabricación de juguetes para siempre.

Aunque hay diferentes versiones, medios de comunicación coinciden que la causa de su extinción se localiza en la lucha sindical de los trabajadores de la época, quienes endurecieron sus exigencias al enterarse que la compañía estaba en manos extranjeras. No obstante, los nuevos dueños no pudieron atender a las mejorías en prestaciones y tuvieron que cerrar.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte enterado

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Julio Carranza, presidente de la ABM

Descarga gratis

Notas relacionadas

Ingresa a Cinépolis gratis


Suscribete a mundo ejecutivo e ingresa a Cinépolis con el codigo que te llegará a tu correo electronico.

Esto se cerrará en 100segundos