La renovación, que comenzará el próximo año y se desarrollará hasta 2020, se centrará en mejorar la acústica y la accesibilidad

Australia reveló sus planes para la mayor renovación de la Ópera de Sidney desde su apertura en 1973, con más de 200 millones de dólares australianos destinados al sitio declarado Patrimonio de la Humanidad.

Al año atrae a más de 8 millones de visitantes, con lo cual aporta 775 millones de dólares australianos a las arcas del estado de Nueva Gales del Sur, dijo Deloitte Access Economics en 2013, pero obtiene una baja nota de críticos y músicos por su acústica.

La renovación, que comenzará el próximo año y se desarrollará hasta 2020, se centrará en mejorar la acústica y la accesibilidad, y convertirá oficinas sin usar en un centro de aprendizaje para familias, dijo la Ópera en un comunicado.

“La Ópera de Sídney es el símbolo de la Australia moderna. Somos responsables y custodios de este extraordinario lugar para mantenerlo y renovarlo para todos los australianos”, dijo Troy Grant, vicepremier de Nueva Gales del Sur.

Prometió que las renovaciones al diseño del arquitecto danés Jorn Utzon, que ayudó a hacer del edificio uno de los más reconocidos del mundo, no dañaría la fachada externa.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube