El uso del internet en muchas ocasiones puede llegar a perjudicar a una persona causándole trastornos mentales; se recomienda no utilizar ninguna red social antes de los 13 años

Según la encuesta realizada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Instituto Federal de Telecomunicaciones llamada Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad y uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) en 2015, reflejó que los jóvenes son los principales consumidores de tecnología con un 70.2% de uso más frecuente.

Entre los datos que destacan está el hecho que 71.5% de los jóvenes acceden a redes sociales; el acceso a estás se ha hecho más sencillo con la aparición de los smartphones, además cabe señalar que 51% de los latinoamericanos cuenta con al menos una red social.

SAINT (empresa dedicada al desarrollo de tecnologías de seguridad web, filtrado web y administración de contenido) que nace en Tijuana, busca cambiar la falta de conciencia por educación a través de pláticas y conferencias sobre las situaciones más comunes entre los internautas: redes sociales, grooming, pornografía y ciberbullying.

“Para Un Internet Seguro”, es una iniciativa realizada por SAINT, empresa dedicada al desarrollo de tecnologías de seguridad web, filtrado web y administración de contenido, busca cambiar la falta de conciencia por educación a través de pláticas y conferencias sobre las situaciones más comunes entre los internautas.

Para le vocera de la iniciativa, Mariel Cuervo una adicción a las redes sociales e internet es uno de los trastornos psicológicos que pueden padecer los cibernautas; debido a que existen procesos negativos a los cuales se pueden enfrentar los niños incluyendo algunos otros que son difíciles de detectar y que pueden llevarlos a terminar con su vida

Algunos de los problemas que se suelen presentar son;

Pérdida de memoria: la facilidad de encontrar información por medio de Internet, entorpece la memoria debido a la inmediatez y disponibilidad de los datos.
Problemas de interacción interpersonal: el proceso de socialización se puede ver afectado, es común que prefieran establecer amistades, e incluso relaciones, por medio de esta vía.
Paranoia: tener la sensación de que en cualquier momento escuchamos el timbre de llamada o de notificación es un síntoma que se ha acentuado en los últimos años. Estos sonidos mantienen en alerta y constante exaltación nuestros sentidos, ocasionando la sensación de escucharlos cuando no es así.
Depresión: una enfermedad muy ligada a la poca socialización que ha provocado la red, independientemente de la presión social que existe por este medio y la violencia a la cual se pueden enfrentar.
Dependencia a aparatos tecnológicos: sentirnos incomodos durante todo el día porque olvidamos el celular en casa no es tan normal como creemos, es un padecimiento único de nuestra era y que puede repercutir fuertemente en nuestra vida.
Euforia: un síntoma extremo, tener sentimientos de este tipo ante circunstancia referente al Internet (no tener conexión, perder en juegos en línea, por publicaciones que parecen desagradables, etc.) puede llevar a convertirnos en personas violentas.
Falsa percepción de la realidad: el estar en contacto con un ambiente virtual irreal, lleva a las personas a crear una personalidad e identidad totalmente distinta, incluso llevarla a su cotidianidad.

Dentro de la iniciativa las recomendaciones para evitar este tipo de padecimientos mentales es evitar cualquier red social antes de los 13 años; también establecer horarios de conexión a internet.

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On InstagramVisit Us On LinkedinVisit Us On Youtube