Redes sociales
Suscríbete al Newsletter
Redes sociales

El sexenio de las Fuerzas Armadas

Por: El Consejero 05 octubre 2022
Compartir
El sexenio de las Fuerzas Armadas

Ya es prácticamente un hecho que habremos de tener a los militares patrullando nuestras calles hasta el 2028.

Ya es prácticamente un hecho que habremos de tener a los militares patrullando nuestras calles hasta el 2028, y lo es porque la aduana más difícil, que era el Senado, ya fue superada y se da por descontado que el regreso de la iniciativa, ya enriquecida, a la Cámara de Diputados, será un mero trámite.

Al final la oposición se “dobló” o la “doblaron”, detractores relevantes cambiaron repentinamente de opinión luego de que se anunciaran algunos cambios cosméticos a la propuesta presidencial. Uno de ellos fue Miguel Ángel Mancera del PRD, quien después de que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunciara que se le investigaba por su participación en una red de despojo inmobiliario, prefirió no pensárselo dos veces antes de ofrendar su voto a favor de la propuesta.

De esta manera nueve priistas, entre los que destacan Sylvana Beltrones y Eruviel Ávila, y dos perredistas, Antonio García Conejo además del ya mencionado Mancera, se libraron de engrosar las filas de los “traidores a la patria”, calificativo con el que presidente suele englobar a quienes se oponen a sus deseos, cerrando la votación con 87 votos a favor y 40 en contra, suficientes para validar la reforma constitucional.

Este video te puede interesar

El repentino viraje transcurrió en un tiempo récord. En menos de dos semanas los antes detractores a la medida se dejaron convencer bajo el argumento de que el Ejecutivo presentaría informes semestrales con indicadores sobre el uso de la fuerza, una obligación ya existente; la creación de una comisión bicameral para la revisión de estos reportes y quizá lo más importante el fortalecimiento de las policías estatales y municipales mediante un paquete de recursos, aún no precisados, algo a lo que se había mostrado reacio el partido oficial.

Las consecuencias de la presencia física de las fuerzas armadas ya han sido denunciadas por diferentes organismos, quizá la primera que salta a la vista es su falta de preparación para interactuar con la población civil; son innumerables las denuncias por violaciones a los derechos humanos cometidas por militares y que de acuerdo a diversos organismos internacionales quedan en la impunidad; los miembros del ejército han sido entrenados para derrotar enemigos en situaciones de combate, no contra delincuentes y por si esto fuera poco, y el propio presidente lo ha repetido a la saciedad, la militarización no ha resuelto el problema de inseguridad y violencia que hoy priva en nuestro país, en donde los diferentes grupos del crimen organizado protagonizan una lucha por las plazas en donde priva la ingobernabilidad.

En materia política las pérdidas son igual de graves y seguramente tendrán más que satisfecho al presidente Andrés Manuel López Obrador, tras los últimos días aciagos luego del hackeo a Sedena. En primer lugar, logró fragmentar a una oposición que una vez más demostró su falta de cohesión; luego, consiguió quebrar la moratoria a reformas constitucionales decretada por la Alianza. Ahora será el ejército quien patrulle las calles durante las elecciones generales de 2024. Ojalá que no tengamos nada de que arrepentirnos.

La apuesta al metaverso

En entrevistas a varios medios, Tim Cook, CEO de Apple, se ha mostrado escéptico respecto al metaverso, básicamente por dos razones: una, la mayoría de la gente no puede definirlo, y dos, nadie pasaría la mayor parte de su vida en ello, porque la realidad virtual es para periodos determinados, pero no es una forma de comunicarse bien. Por el contrario, Cook está a favor de la Realidad Aumentada (RA), las aplicaciones y tecnología que ya existe, y su impacto en la enseñanza y la medicina, por ejemplo.

Sin duda el menosprecio de Apple al metaverso tiene alguna relación con la rivalidad con el conglomerado tecnológico de Mark Zuckerberg que se ha puesto a la cabeza del nuevo concepto, al grado que cambió el nombre de su consorcio a Meta. Pero también es cierto que el término se ha vuelto la marca con la que se ha denominado lo que siempre hemos conocido como realidad virtual.

Tan es ambiguo el concepto, que la definición popular del metaverso es la que se ha presentado en las más recientes películas de superhéroes de los cómics Marvel (propiedad de Disney, otra empresa metida de lleno en el nuevo negocio), y se trata de realidades alternas a la que vivimos.

Hace un año, un mes antes del cambio de nombre de Facebook a Meta, la riqueza de Zuckerberg alcanzó los 142 mil millones de dólares. A partir de ahí todo ha sido cuesta abajo y una de las principales razones son las fuertes inversiones realizadas en el metaverso.

De acuerdo al índice de 500 multimillonarios de Bloomberg, Zuckerberg sigue cayendo. Apenas el 21 de septiembre pasado, se ubicaba en el lugar 20, con una fortuna estimada en 55 mil millones de dólares. Dos semanas después se encuentra en la posición 23 con 52 mil 600 mdd. Más de la mitad de la fortuna de Zuckerberg está prácticamente concentrada en las acciones de Meta.

Tal vez en una de esas otras realidades del metaverso, Meta ya sea una empresa no sólo transnacional sino transgaláctica. Pero en esta realidad no le está yendo nada bien.

Descargable

No te pierdas nuestro especial: Arturo Elías Ayub, El Emprendedor

Descarga gratis

Notas relacionadas